Una publicación efímera, como todo

¿Es cultural, vio?

In Deportes, Opinión, por Eduardo Eschoyez on 4 julio, 2010 at 17:24

De regreso a casa: Argentina, fuera del Mundial

Tengo la tentación de escribir “las cosas, en su lugar”… pero interpreto que hoy, una sentencia así, luce tan sutil como un patadón que se le pega a un tipo que está en el suelo. Aclaro: Maradona no está en el suelo ni decir lo que uno piensa, desde el respeto, es un patadón. Pero como Diego a toda convivencia le impone reglas extremas, el universo se reduce a “alcahuetes o enemigos”.

La eliminación de la selección del Mundial de Sudáfrica tiene una dimensión en lo futbolístico, que vale la pena revisar; y otra más compleja, más profunda, que nos refleja según nuestra inagotable capacidad para subestimar todo.

¿Quieren que hablemos de fútbol? Es breve: Argentina fue un ¿equipo? desbalanceado, con un reparto de funciones no acorde al ADN de los jugadores, sobre todo en la defensa; careció de organización en el medio y de lucidez en el ataque; no tuvo un sustento colectivo que respaldara los momentos de crisis cuando la gambetita fue neutralizada. Fin de la receta.

Esta, la de Diego, fue una selección menemista. No desde la política de los políticos, sino en referencia a la hipnosis, al encantamiento que producen en nuestro ser nacional los hechos tribuneros. Más vale pintar una plaza que arreglar las cloacas. La gran Rubén Martí ¿se acuerda?

El asunto es que con aquellas oportunas victorias (no siempre ante adversarios calificados) caímos en un lugar peligroso para cualquier proyecto: evaluar su calidad sólo en función del resultado. Si Argentina ganaba, significaba que todo estaba bien; si perdía esteeee pasemos a otro tema. Maradona rápidamente tocó el cielo con las manos con algunos resultados que terminaron siendo espasmódicos dentro de un proceso plagado de contradicciones y pasos en falso.

Que quede claro: Dios guarde en su gloria al Maradona jugador, que tantas alegrías supo conseguir (y repartir). Acá la historia es otra: alguien debe decirle que ya no juega más, que su aura no tiene la suficiente equivalencia para coordinar un equipo.

Entonces vino Alemania y nos dio una lección: la de un grupo de jugadores inferiores en lo individual pero con un alto sentido de equipo. Ni siquiera hablo del 4-0, sino de la diferencia de conceptos. ¿Es cultural, vio? Como el aviso de la tele, que nos equipara desde la trivialidad de nuestra pasión futbolera a sociedades que saben del respeto porque lo practican.

Las derrotas deberían servir para aprender. Es de grandes hacerlo. Aunque tengo presente que en nuestra patria futbolera, cuando algunos tipos sonríen es porque saben a quién le van a echar la culpa.


  1. Pablo K. Me pareció interesante tu comentario pero en esta página no publicamos insultos. Si querés volvé a escribirlo eliminando los insultos y lo publicamos. Gracias.

    Me gusta

  2. EL problema de Diego es que nacio en un país donde muchos se creen Maradona…que facil es ser critico ,que difícil es hacer ,construir….pero no jodamos una derrota en un mundial viene por cualquier lado ,un penal ,una pelota llovida,Demichelis giro para el lado incorrecto,cualquier cosa puede pasar por eso no me banco a los agazapados,que tienen 1000 a uno de que el equipo pierde, no los banco y si banco la alegria de mi pueblo que gano un gran partido, el mas importante , el de recibir a sus héroes vio?Los otros no entienden…. ni entenderan .
    Eschoyes segimos cabalgando en la gloria y al frente este Diego vos estas en otro lado.

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: