Una publicación efímera, como todo

Irán contra las presiones del Imperio

In Internacionales, Noticias on 4 julio, 2010 at 18:36

Presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad. (foto PL)

Internacionales, Teherán, 4 jul (PL).- Irán advirtió hoy que abandonará las conversaciones -ahora empantanadas- con varias potencias occidentales sobre su programa nuclear, si arrecian las sanciones económicas aprobadas en junio por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El jefe de la Comisión de Política Exterior y Seguridad Nacional del parlamento iraní (Majlis), Alaeddin Boroujerdi, afirmó que la posición de fuerza del Grupo 5+1 (Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos más Alemania) aleja la posibilidad de entendimiento. «Si los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania (G5+1) recrudecen las sanciones aprobadas por la resolución 1929, no deben esperar que Irán continúe conversando», subrayó Boroujerdi en declaraciones citadas por el canal Press TV.

El diputado persa señaló que «la puerta permanece abierta» a la negociación, aunque reiteró que la República Islámica jamás renunciará a lo que considera su derecho legítimo de desarrollar la energía atómica con fines pacíficos.

Las potencias mundiales, encabezadas por Estados Unidos, han dado pasos en las últimas semanas para reforzar el castigo a esta nación y obligarla a detener el enriquecimiento de uranio, al tiempo que hablan de seguir negociando una postura valorada aquí como «paradójica».

Occidente ignoró la llamada Declaración de Teherán, mediante la cual Irán, Brasil y Turquía se comprometieron a que la nación persa enviara a Ankara mil 200 kilogramos de uranio enriquecido a menos del cinco por ciento.

A cambio, Irán recibiría en el plazo máximo de un año un total de 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento, la calidad de combustible que necesita el reactor nuclear de Teherán especializado en producir isótopos médicos para combatir el cáncer.

Debido al rechazo a esa iniciativa, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, fijó el pasado lunes nuevas condiciones para negociar con el denominado Grupo de Viena (Estados Unidos, Rusia y Francia).

Ahmadinejad
les urgió a aclarar su postura sobre el arsenal nuclear de Israel, definir el estatus de Irán en las tratativas, e incluir a Brasil y Turquía en las pláticas para el canje de combustible atómico.

Según Boroujerdi, las condiciones de la República Islámica deben ser tomadas en cuenta para la reanudación de las conversaciones, y la Declaración de Teherán sigue siendo la base de futuras negociaciones.

Al respecto, demandó a Moscú, París y Washington cambiar su actitud, y recordó que la nación persa no aceptará ningún tipo de diálogo antes del 11 de agosto próximo.

El mandatario iraní remarcó que su gobierno aplazaría cualquier conversación con el G5+1, para «penalizarlo» por su apoyo a la resolución impuesta por Estados Unidos en la ONU.

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: