Una publicación efímera, como todo

Diego puede

In Deportes, Opinión, por Mario Rivas on 6 julio, 2010 at 7:40

A veces me dan gracia los comentaristas deportivos. A veces los reputeo. Son, en general, camaleones que van cambiando según soplan los vientos.

Y entonces me pregunto, yo, que no sé mucho de fútbol, si para defender un técnico los analistas desechan los resultados, entonces ¿por qué matarlo al Diego?

Si se basan en resultados, entonces el Diego es mejor que Bielsa o Pekerman, por nombrar sólo dos técnicos que condujeron a la Selección. Porque lo que no vi en ningún lado ni oí a ningún comentarista decir es que la Selección Argentina de la mano de Maradona obtuvo el mejor resultado en los últimos 20 años. Sólo fue una información casi perdida por ahí. Vuelvo a repetirlo por si alguno se le pasó: Argentina logró el mejor lugar en un Campeonato del Mundo en los últimos  20 años.

Me quedan dudas si lo que pide Osvaldo Bayer es lo fundamental: organización.

Está bien, aceptemos. Pero el Diego lo puede lograr. En cambio, sólo la ceguera de Bayer puede negar que este equipo tenía cohesión.

Cohesión en un equipo. De esto sí que puedo hablar: durante año y medio fui agente de prensa y relacionista público del club más importante de mi provincia y uno de los cinco que más facturan en mi país. Además de varios problemas institucionales que padecía la entidad y un promedio comprometido en lo deportivo, el plantel estaba dividido en tres grupos antagónicos. Era imposible que dicho equipo pudiera superar ninguna competencia de largo aliento sin antes solucionar esta falta de cohesión interna. Efectivamente, no lo hizo y se fue a la segunda división del descenso. Así que puedo reconocer cuando a un equipo le falta cohesión. Se podrá decir de la Selección del Diego que le faltó coordinación, pero cohesión nunca.

Un amigo mío, que dice «amar» a Maradona, me dijo después de la derrota frente a Alemania que el Diego lo que tenía que hacer era dedicarse a la joda «que eso sí que le sale bien». Algo similar deslizó Eduardo Eschoyez en su columna en esta página. Bayer hace otro tanto.

Esas opiniones están basadas, a mi entender, en un prejuicio y un ninguneo, cuando no en una simple discriminación: «Vos, negrito villero, fuiste el mejor con la pelota y los pies pero si se trata de usar la cabeza,  pibe, para eso no estás capacitado».

Seguramente mi amigo y Eschoyez pedirán derecho a réplica. Desde ya que lo tienen. Pero les dejo una pregunta para que me contesten, si pueden: ¿Por qué negarle una oportunidad de mejorar al Diego?

  1. Mire don Hojo, estoi redeacuerdo con husted. ¿Save lo que me parese? (que hes algo que discutia en mi vlog ase un par de dias): que los periodistas deportibos han conbertido su profecion en la perfecta sona para desir lo que ce quiera cin tener consecuensias directas. Son la nueba banguardia del amariyismo junto con el periodismo de expectacúlos. Pueden desir lo que quieran, al dia ciguiente desdesirse y al terser dia resusitar lo que avian dicho antes de desdesirse. Son una peste.
    Lo demas son puntos de bista deportibos. Me parese que hes nesesario que nuestro equipo nasional despegue. Ci lo ase con Diego o ci lo ase con hotro tecnico, heso ce bera. Lo concreto es que nadie daba nada por hel i como husted dise logro clacificarce como el mejor de su sona i paso los octabos. Quisas aora cea tienpo de que el coach capitalice la ecsperiencia que tubo i pueda ceguir, pero es mui pronto para saverlo. Lo que ci, ai que avlar con rrespeto i no como ce á avlado, que ci nos sacava canpeon iva a cer un jenio.
    Lo abraso amigo.

    Me gusta

  2. Compañeros: creo que lo que impacta y a algunos perturba en estos tiempos huecos y mezquinos es la actitud y la conducta de Diego Maradona de salir a todo o nada y bancarse lo que venga en la definición, conforme a sus objetivos y posibilidades.
    Eso es imperdonable para gran parte de la prensa ruin, cobarde, colaboracionista del poder y alcahueta local.
    «Yo me muero como viví…», dice la canción de Silvio Rodriguez que Diego personifica dentro de sus posibilidades, como cualquier mortal. Eso lo hace grande a mi modo de ver.
    A veces pienso que la realidad nos marca el territorio cotidiano condenandonos a vivir en la tacañería, la apatía cobarde y lejos de la pasión: pasión es enamorarse, pasión es saltar al vacío, pasión es poner la sangre allí donde puede aflorar lo impensable, porque se lo sueña y la vida genera allí un carril.
    El fútbol. La parada era difícil y cuando estabamos 0-1 y el disparo de DiMaria pasó cerca del palo alemán creo que el destino, la moneda, el match point futbolero, la ruleta o lo que mierda sea dijo… bueno… la cosa va para el otro lado.
    Salió, se armó el escenario ideal para Alemania con ese gol en el vestuario. Supieron leerlo (es el mérito del rival, nobleza obliga) e hicieron la misma que contra Inglaterra: partido abierto, pases largos, jugar con los espacios, futbol sencillo y contundente, manejo de los tiempos y definición letal en el momento justo. Como en el judo: jugar con la fuerza y el impulso del rival.
    Por supuesto que a la suerte se la ayuda, pero creo que la Selección fue con lo que tenía, y sabíamos que era así, y así las cosas. El Mundial es eso: corto, breve, muy mental y al bolsillo.
    Los tanos han sido campeones con un futbol de mierda y todos contentos. A cobrar.
    «Lo que el pueblo argentino quiere es ganar…», decían admonitoriamente unos forros ayer a la noche en la tele, rodeando al viejo Macaya Marquez… ¿Y quién no?
    Hoy, «con el diario del lunes (domingo) puesto» los Pasman, los Ventura, los Rial, los Sanfilippo, los Nelson Castro, los Eliaschev, los Leuco, los Santo Biasatti, los Tenembaun, los Bonadeo y toda la caterva de alcahuetes del poder van a salir a demolerlo, qué duda cabe.
    Hasta el gordo Lanata hablará de futbol siendo que en su vida no jugó ni al balero y un potrero lo debe conocer detrás del vidrio polarizado de su Audi tapandose la nariz.
    No le perdonarán jamás a Diego haber apoyado la sanción de la Ley de Medios Audiovisuales ni el apoyo a las Abuelas de Plaza de Mayo para el Noble de la Paz y menos en una coyuntura como la actual, con el tema de los chicos Herrera de Noble (apropiados ilegalmente tras el asesinato de sus padres legítimos durante la dictadura) en el tapete.
    Y cerrando: Maradona ha crecido mucho en lo personal, tuvo palabras de agradecimiento para todo el cuerpo técnico y sus jugadores y jamás entró en la provocación artera de quienes querían un sainete criollo en la conferencia de prensa después del partido, escondidos detrás de la impunidad de un medio al aire.
    Ya el viejo zorro chupamenem de Niembro, la Gorda Bonadeo y el forro de Titi Fernandez comenzaban a cavar la fosa, a sabiendas de que con el partido puesto el chamuyo es fácil.
    Saldrán ahora los resentidos de siempre a sacar tajada para que sus jefecitos editoriales les tiren alguna moneda extra.
    Aquellas taras autodenigratorias de las que hablaban Jauretche, Scalabrini y Hernandez Arregui toman cuerpo hoy pero desde un lugar mucho mas miserable aún del que las desparramaba aquella elite gorila y reaccionaria, ayer golpista, pro-milica y hoy devenida coalición «agro-garca-comunicacional».
    Corrijamos, pensemos y aprendamos pero banquemos a la Selección en este momento de mierda.

    Abrazo compañero desde Mataderos.

    Daniel

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: