Una publicación efímera, como todo

A todo o nada

In Medios de Comunicación, Opinión, Política on 5 septiembre, 2010 at 9:41

Leemos hoy:

«En el 65° aniversario de Clarín, la directora del diario se presentó junto con sus dos hijos adoptivos, en tácita desmentida a las afirmaciones de que madre e hija habían dejado el país. Ernestina Herrera de Noble dijo entonces que los “brutales ataques del gobierno” no los alejarían del compromiso con la sociedad, “no conseguirán que dejemos de hacer periodismo”. Esa es una inteligente declaración de propósitos, pero no se refleja en los distintos medios del grupo y de sus asociados, que han hecho de cada título, copete y epígrafe un editorial beligerante y descalificatorio. Ninguno dio cabida a las manifestaciones de Robert Cox en la Universidad Nacional de La Plata, donde dijo que “nunca existió tanta libertad de prensa como ahora” ni se debatieron todos los temas con tanta libertad en la Argentina. Según el ex director del Buenos Aires Herald y ex presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, la dictadura regaló Papel Prensa a La Nación y Clarín para conseguir su apoyo. Cox también encomió la pluralidad de voces que permitirá la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual y la necesidad de la regulación estatal del papel para diarios. Un silencio soviético fue la respuesta que recibió de los accionistas de Papel Prensa, los mismos que días antes habían encomiado su actuación como periodista independiente en los años de la guerra sucia».

Y también leemos:

«La decisión del Grupo Clarín de enfrentar al gobierno nacional en todos los terrenos es de más fácil comprensión para los accionistas argentinos que para sus socios e inversionistas extranjeros, porque su lógica no puede rastrearse en los manuales de management. La biografía autorizada de Magnetto, El hombre de Clarín, repasa la serie de conflictos mantenidos con sucesivos gobiernos, que siempre culminaron con el crecimiento del Grupo como factor de poder. Ese modo de relación con el Estado le permitió capturar el negocio de los avisos clasificados cuando gobernaba Juan Perón; renovar sus rotativas durante la dictadura de Pedro Aramburu y fabricar su propio papel con la dictadura de Jorge Videla, en ambos casos con generosos créditos estatales; controlar radio Mitre, Canal 13 y Multicanal bajo el menemismo; licuar sus deudas, eludir la quiebra y salvar su mayoría accionaria gracias a una ley ofrendada por el senador Eduardo Duhalde durante su breve interinato presidencial, y fusionar sus operaciones de cable durante el gobierno de Néstor Kirchner. Esta línea siempre ascendente se quebró cuando el actual gobierno no quiso favorecer el control de Telecom por parte del Grupo Clarín. Uno de los socios internacionales ha permitido que trascendiera su inquietud por esa estrategia de todo o nada, de consecuencias inciertas, como se mide en la caída de ventas del diario, de visitas a sus páginas electrónicas y de pérdida de negocios, como el fútbol o Fibertel. Ese socio preocupado es el mexicano con pasaporte británico David Martínez, el accionista principal de Fintech Advisory Inc., una sociedad offshore constituida en el estado norteamericano de Delaware, que al final de un juego de espejos controla el 100 por ciento de Fintech Media LLC (también de Delaware), que a su vez posee el 40 por ciento del paquete accionario de Cablevisión. El Grupo Clarín controla el 60 por ciento restante».

(Leer completas las notas de Horacio Verbitsky haciendo click acá y acá)

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: