Una publicación efímera, como todo

Archive for 14 14America/Argentina/Cordoba octubre 14America/Argentina/Cordoba 2010|Daily archive page

Felices sueños

In Felices sueños on 14 octubre, 2010 at 22:39

Cristina anunció que vetó la ley del 82% móvil

In Economía, Jubilaciones, Noticias, Política on 14 octubre, 2010 at 20:25

 

"Como presidenta no puedo permitir la quiebra del Estado argentino", afirmó Cristina Fernández de Kirchner.

 

Nacionales, Política, Jubilaciones, 14 Oct (Télam, SP).- «Como Presidenta no puedo permitir la quiebra del Estado argentino», afirmó Cristina Fernández de Kirchner en un acto que encabeza en la Casa Rosada.

«Lo que se sancionó ayer en el Parlamento es la ley de quiebra del Estado», afirmó la Presidenta.

«Lo que se intenta es definanciar y quebrar el Estado para que luego no terminen cobrando los jubilados ni los docentes», agregó.

Al encabezar esta tarde un acto en el Salón Mujeres Argentinas, en la Casa de Gobierno, Cristina dijo que «los mismos que hablan hoy y sancionan esta ley de quiebra son los que le quitaron el 13 por ciento de los sueldos a los jubilados y decretaron el default».

La Presidenta, sin mencionarlo, también tuvo palabras para el vicepresidente Julio Cobos, quien esta madrugada desempató la votación del proyecto de ley del 82 por ciento móvil.

«Yo quiero también en nombre de las instituciones de la Argentina, hacer un llamado de mucha responsabilidad: no se puede ser oficialista y opositor», dijo Cristina al recordar elípticamente que el vicepresidente accedió al cargo como parte de una fórmula.

La jefa del Estado enfatizó que «lo único que escuchamos son descalificaciones y agravios» y repitió que «ahora quieren la quiebra de esta empresa que es la Argentina y de esta empresa en la que por fin en los últimos doscientos años, nos empieza a ir bien a todos».

Cristina, luego de breve corte en el suministro eléctrico ocurrido cuando promediaba el acto, dijo que «cuanto más me pegan más fuerza me da», para luego agregar que «el Estado se administra de la manera que los hacemos nosotros: con superávit fiscal, con superávit comercial y además distribuyendo» las riquezas.

La Presidenta, en otro tramo de su discurso, sostuvo que en la Argentina «se acabaron los estupidos» y deslizó su sospecha de que atrás de la sanción de este proyecto se encuentren empresas que quieren recuperar a precios irrisorios los papeles que colocaron en el pasado.

Cristina, tras defender el Fondo de Sustentabilidad creado por la ANSES para manejar las jubilaciones, sostuvo que con esta ley «quieren hacer vender esos fondos que pertenecen a los jubilados en 30 días».

La Presidenta recordó que tanto ella como todos los funcionarios del Estado «deben poner de dónde viene el financiamiento» cuando estipula los gastos y egresos.

Cristina dijo que en los considerandos del decreto en el que veta la «ley de quiebra» sancionada por el Congreso durante la madrugada de hoy, «recordamos la historia de lo que fue la prevision en la República Argentina».

Enumeró que en 1958 se instaló el 82 por ciento móvil y que en 1962 comenzaron los defícits y juicios contra el Estado por falta de financiamiento. Cristina dijo que en ese momento comenzó «la tragedia previsonal argentina».

En 1972 el 82 por ciento móvil fue reducido al 70 y en 1984, tras el retorno de la democracia, el ex presidente Raúl Alfonsín vuelve a colocar las contribuciones patronales, sin que esto alcance para paliar la crisis.

En el 86 Alfonsín dictó los decretos de necesidad y urgencia con que se puso en marcha la emergencia previsional.

Ya en la década del 90, «una parte de los fondos con los que se vendió YPF fue para pagar regalías hidrocarburíferas y la otra parte fue para pagar a los jubilados» los bonos que se les colocaron.

«Miren cómo terminamos con la historia de la previsión: vendiendo YPF para pagar bonos previsionales», remarcó la jefa del Estado.

«En 1994 se instala ante el desprestigio formidable la idea de que es bueno privatizar los aportes previsionales y se crean las AFJP», agregó.

Cristina, tras enumerar los sucesivos aumentos brindados en los últimos años, destacó el retorno a manos del Estado del manejo de los fondos previsionales y de la creación de un Fondo de Sustentabilidad para la administración de las inversiones que se realizan con ellos.

Tomada: «Quienes aprobaron el proyecto del 82% quieren que explote la Anses para que vuelvan las AFJP»

In Economía, Jubilaciones, Noticias on 14 octubre, 2010 at 19:24

 

El ministro de Trabajo aseguró que los senadores que "aprobaron el 82% vital y móvil para las jubilaciones quieren que vuele por el aire la Anses, así vuelven las AFJP y con ellas sus negocios". Además, tildó al proyecto de superficial e irresponsable.

 

Nacionales, Economía, Jubilaciones, 14 Oct (SP).-El titular de la cartera laboral, Carlos Tomada, participó del Foro Derechos de la Mujeres en el Mundo del Trabajo. Allí aseguró que “los (senadores) que aprobaron el 82% vital y móvil, quieren que explote la Anses, así vuelven las AFJP y con ellas sus negocios”.

Tomada pidió al parlamento responsabilidad y que “trabajen en las leyes que van avanzan hacia mayores grados de igualdad”. Señaló que “el Congreso no está para hacer movidas desde el oportunismo o la superficialidad”.

En la madrugada de hoy, el senado votó (con el desempate del vicepresidente Julio Cobos) la aprobación de la Ley para que la jubilación mínima se equipare al 82% del salario mínimo, vital y móvil. Tomada dijo que el proyecto es una falta de respeto, superficial y oportunista.

Al aprobar el proyecto, “lo único que querían era el veto para desgastar al Gobierno”, denunció el funcionario y anticipó que “lo van a tener al veto”.

“Dicen que esto va a ser un costo político para nosotros, pero mas que costo, nosotros pensamos en la responsabilidad”, señaló y enfatizó que es la decisión necesaria para poder “hacer mas y mejor seguridad social”.

Además, reflexionó que “sólo pueden haber dos motivos para la aprobación”. El primero lo atribuyó a que la oposición “pueda creer que no van a ser gobierno nunca más, y tome medidas irresponsables”, o como segunda opción propuso que “quieran hacer volar por el aire a la Anses, para que cuando explote vuelvan las AFJP y puedan hacer sus negocios”, enfatizó Tomada.

Tomada abrió el foro en un panel que compartió con el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde y el secretario de Derchos Humanos de la Confederación general de Trabajo, Julio Piumato.

El ministro señaló que quienes participan del foro lucharon desde que volvió la democracia para defender los derechos de los jubilados contra los gobiernos que tomaban a la seguridad social como variable de ajuste. Señaló, con ironía, que los legisladores que ayer aprobaron el proyecto participaron de esos gobiernos que bajaron las jubilaciones.

“Todos los gobiernos democráticos -desde 1983 en adelante- se dedicaron a tomar como variable de ajuste a la seguridad social. El primer Gobierno que, en lugar de ajustar frente a una crisis, fortaleció la seguridad social fue este que inició desde 2003”, enfatizó Tomada, y puso como ejemplo a la Asignación Universal por Hijo.

El titular de la cartera laboral señaló que la gestión del gobierno tiene desde su perspectiva “el eje de sus políticas puesto en la igualdad”, y señaló que “la Presidenta Cristina Fernández busca la reparación por un lado y la igualdad de derechos por el otro”.

Puntualizó que “el año pasado se planteó la necesidad, la posibilidad y la oportunidad de atacar ciertas desigualdades que sufrían algunos colectivos de trabajadores que vivían postergados, con derechos laborales diferentes que el resto de los trabajadores”.

Explicó que habías cuatro grupos sectores que “tenían infraderechos, no se podía entender por qué determinados sectores tenían menos derechos que otros, y cómo esto transcurría sin que generara algún grado de reacción por parte de quienes deberían haber reaccionado”.

“Por eso, la Presidenta dispuso mandar al Parlamento tres proyectos de ley: de los trabajadores rurales, trabajadores a domicilio y de los trabajadores de casas particulares”, recordó y denunció que “no había buenas razones, mirado desde un criterio de igualdad de trato, para que estos sectores tuvieran menos días de vacaciones, o no tuvieran licencia por maternidad y no se respetaba la jornada laboral de ocho horas”.

Llamó a los legisladores nacionales a tratar esos proyectos y aseguró “no hemos venido a gestionar el Estado, hemos venido a transformar la Argentina, restablecer derechos y generar igualdad donde no la exista”.

Al finalizar el foro, los sectores que organizan el encuentro lanzaran una campaña para juntar firmas para que se trate y aprueben esos proyectos de Ley.

El imperio por dentro (Cuarta parte)

In Internacionales, Opinión, por Fidel Castro on 14 octubre, 2010 at 17:48

Internacionales, Opinión, 14 Oct (Cubadebate).-

“CAPÍTULOS 20 Y 21

“Continúan las valoraciones sobre las opciones relacionadas con la guerra en Afganistán. Se identifican tres prioridades en términos de esfuerzos de carácter civil: la agricultura, la educación y la reducción de los cultivos de amapola.  Si se lograban estos objetivos se podría socavar el apoyo al Talibán.

“La gran pregunta seguía siendo qué se podía hacer en un año.

“Petraeus dijo haber redactado un manual titulado ‘Lecciones sobre la reconciliación’, sobre sus experiencias en Irak, del cual Mullen no tenía conocimiento.

“Según las encuestas públicas, dos de cada tres estadounidenses pensaban que el Presidente carecía de un plan bien definido para Afganistán.  Incluso entre la población, las opiniones estaban divididas acerca de cómo proceder.

“Axelrod respiró profundo. El público no hacía distinción entre el Talibán y Al Qaeda.  Eso podía ser parte del problema.

“Sólo el 45 por ciento de la población aprobaba la manera en que Obama manejaba el asunto de la guerra (había perdido 10 puntos en un mes, 15 puntos desde el mes de agosto y 18 desde que alcanzó su nivel más alto).  La reducción de la cifra se debía a la pérdida del apoyo republicano.

“Axelrod no se preocupaba; decía que al final serían él o todos los que explicarían cuál era la decisión en términos claros, para que la gente pudiera entender lo que se estaba haciendo y por qué.

“Panetta declaró que ningún presidente demócrata podía ir en contra de las recomendaciones de los militares, en especial si el Presidente las había solicitado. Su recomendación era hacer lo que ellos decían.  Les expresó a otros funcionarios de la Casa Blanca que en su opinión la decisión debía haber sido tomada en una semana, pero que Obama nunca le preguntó y que él nunca le había expresado voluntariamente su opinión al Presidente.

“El ex vicepresidente Dick Cheney expresó públicamente que los Estados Unidos no debían titubear cuando sus fuerzas armadas estaban en peligro.

“Obama deseaba tomar una decisión antes de su viaje por Asia.  Dijo que aún no se le habían presentado dos opciones, que eran los 40 000 efectivos o nada.  Dijo que quería una nueva opción esa misma semana.  Tenía en su mano un memorando de dos hojas enviado por su director de presupuesto, Peter Orszag, con el estimado de los costos de la guerra en Afganistán.  Según la estrategia recomendada por McChrystal, el costo durante los próximos 10 años sería 889 mil millones de dólares, casi 1 billón de dólares.

“‘Esto no es lo que yo estoy buscando’, dijo Obama. ‘No voy a prolongar esto durante diez años; no voy a enfrascarme en la construcción de una nación a largo plazo.  No voy a gastar un billón de dólares.  Les he estado presionando al respecto.’

“‘Esto no está en función del interés nacional.  Sí, es necesario internacionalizar esta situación.  Esa es una de las grandes fallas del plan que se me ha presentado.’

“Gates apoyaba  la solicitud de tropas de McChrystal, pero por el momento era necesario retener a la cuarta brigada.

“Obama dijo: ‘Quizás no necesitemos a la cuarta brigada, ni a los 400 000 efectivos de las fuerzas de seguridad afganas que McChrystal se propone entrenar.  Pudiéramos aspirar a un crecimiento más mesurado de esta fuerza. Pudiéramos incrementar los efectivos para contrarrestar el auge enemigo pero sin enfrascarnos en una estrategia a largo plazo.’

“Hillary opinaba que a McChrystal se le debía dar lo que él pedía, pero coincidía en que se debía esperar antes de enviar a la cuarta brigada.

“Obama le preguntó a Gates: ‘¿Realmente necesitas  40 000 efectivos para revertir el auge del Talibán? ¿Qué tal si enviamos de 15 000 a 20 000? ¿Por qué no sería suficiente con esa cantidad de tropas?’  Reiteró que no estaba de acuerdo con gastar un billón de dólares ni con  una estrategia de contrainsurgencia que se prolongase durante diez años.

“‘Quiero una estrategia de salida’, agregó el Presidente.

“Todo el mundo se dio cuenta de que, al apoyar a McChrystal, Hillary unía fuerzas con los militares y con el Secretario de Defensa, limitando así la capacidad de maniobra del Presidente. Había reducido sus posibilidades de aspirar a un número significativamente menor de tropas o una política más moderada.

“Era un momento decisivo en sus relaciones con la Casa Blanca.  ¿Era ella de confiar? ¿Podía ella algún día pertenecer realmente al equipo de Obama? ¿Había sido ella en algún momento parte de su equipo? Gates pensaba que ella hablaba a partir de sus propias convicciones.

“Muy pronto aquellos que tenían ideas similares se agruparon. Biden, Blinken, Donilon, Lute, Brennan y McDonough era un grupo poderoso, cercano a Obama en muchos sentidos, y eran el equilibrio contra el frente unido compuesto por Gates, Mullen, Petraeus, McChrystal y ahora Clinton.

“CAPÍTULOS 22 Y 23

“Obama convocó a los jefes del Estado Mayor a la Casa Blanca. Durante los últimos dos meses los militares uniformados habían estado insistiendo en el envío de  40 000 efectivos, pero los jefes de los servicios individuales aún no habían sido consultados.  Los jefes del Ejército, la Marina de Guerra, los Infantes de Marina y la Fuerza Aérea eran los que reclutaban, entrenaban, equipaban y suministraban las tropas para los comandantes como Petraeus y sus jefes subordinados en el terreno como McChrystal.  Estos dos últimos no asistieron por encontrarse en Afganistán.

“Obama les pidió que le propusieran tres opciones.

“James Conway, comandante general de los marines, se refirió a la alergia de los combatientes a las misiones prolongadas que se extienden más allá de la derrota del enemigo.  Su recomendación era que el Presidente no debía enfrascarse en una operación a largo plazo para la construcción de una nación.

“El general George Casey, jefe del Estado Mayor del Ejército, dijo que el retiro programado en Irak le permitiría al ejército disponer de los 40 000 efectivos para Afganistán, pero que se sentía escéptico con respecto a los grandes compromisos de tropas en estas guerras.  Para él la clave estaba en una transición rápida, pero que  el plan de 40 000 era un riesgo global aceptable para el ejército.

“El jefe de operaciones navales y el jefe de la Fuerza Aérea tenían poco que decir, pues cualquiera que fuese la decisión en Afganistán,  el impacto en sus fuerzas sería mínimo.

“Finalmente Mullen le presentó al Presidente tres opciones:

“1.  85 000 efectivos.  Esto era una cifra imposible.  Todos sabían que no se disponía de esta fuerza.

“2.    40 000 efectivos.

“3.    de 30 000 a 35 000 efectivos.

“La opción híbrida era de 20 000 efectivos o dos brigadas para dispersar al Talibán y entrenar a las tropas afganas.

“CAPÍTULOS 24 Y 25

“Obama le propone al Presidente pakistaní una escalada contra los grupos terroristas que operaban desde ese país.

“El Director de la CIA dijo esperar pleno apoyo de Pakistán, dado que Al Qaeda y sus seguidores eran enemigos comunes. Agregó que se trataba de la propia supervivencia de Pakistán.

“Obama se daba cuenta de que la clave para mantener unido al equipo de seguridad nacional era Gates.

“Tras su regreso de Asia, Obama convoca una reunión de su equipo de seguridad nacional y les prometió que en dos días tomaría la decisión final. Dijo estar de acuerdo con los objetivos menos ambiciosos y más realistas, y que dichos objetivos debían lograrse en un período de tiempo más corto que el que el Pentágono había recomendado inicialmente.  Agregó que el número de tropas comenzaría a disminuir a partir del mes de julio de 2011, el período de tiempo que Gates había sugerido en la última sesión.

“‘No necesitamos perfección; cuatrocientos mil no va a ser la cifra a la cual llegaremos antes de que comencemos a reducir las tropas.’

“Hillary parecía casi saltar sobre su asiento, dando muestras de que quería que la dejasen hablar, pero Jones ya había decidido el orden de palabra y la Secretaria tuvo que escuchar primero los comentarios de Biden.

“Biden había elaborado un memorando que apoyaba al Presidente, que cuestionaba el tiempo y los objetivos de la estrategia.  Petraeus sentía como si el aire abandonara la sala.

“Biden no estaba seguro de que la cifra de 40 000 era sostenible desde el punto de vista político y tenía muchas interrogantes acerca de la viabilidad de los elementos de la estrategia de contrainsurgencia.

“Clinton tuvo la oportunidad de hablar.  Ella apoyaba plenamente la estrategia.  ‘Hemos pasado un año esperando por una elección y un nuevo gobierno allí.  La comunidad internacional y Karzai saben cuál sería el desenlace si no  incrementamos nuestros compromisos. Lo que estamos haciendo ahora no va a dar resultados.  El plan no es todo lo que nosotros hubiésemos querido, pero no lo sabremos si no nos comprometemos.  Yo apoyo el esfuerzo; tiene un costo enorme, pero si lo acometemos sin deseos no vamos a lograr nada’.  Sus palabras eran una versión de una frase muy usual en ella cuando era Primera Dama de la Casa Blanca y que aún utiliza con regularidad: ‘fíngelo hasta lograrlo.’

“Gates proponía esperar hasta diciembre de 2010 para hacer una evaluación total de la situación.  Creía que el mes de julio era una fecha muy anticipada para ello.

“Mullen, a través de una videoconferencia desde Ginebra, apoyaba el plan y dijo que era necesario enviar tropas lo más rápido posible, que estaba seguro de que la estrategia para una contrainsurgencia iba a tener resultados.

“Al ver que se alineaba un bloque a favor del envío de los 40 000 efectivos, el Presidente intervino: ‘No quiero verme dentro de seis meses discutiendo en esta sala el envío de otros 40 000.’

“‘No vamos a pedir otros 40 000′, dijo Mullen.

“Petraeus expresó que apoyaba cualquier decisión que tomara el Presidente. Y después  de haber declarado su apoyo incondicional, expresó que su recomendación, desde el punto de vista militar, era que los objetivos no se podrían lograr con menos de 40 000 efectivos.

“Peter Orszag dijo que probablemente habría que pedirle al Congreso un financiamiento adicional.

“Holbrooke estaba de acuerdo con lo expresado por Hillary.

“Brennan aseguró que el programa antiterrorista continuaría independientemente de la decisión que se tomase.

“Emmanuel se refirió a la dificultad de pedir un financiamiento adicional al Congreso.

“Cartwright dijo que apoyaba la opción híbrida de 20 000 efectivos.

“El Presidente intentó resumir.  ‘Al cabo de dos años aún hay elementos ambiguos en esta situación’, dijo.  Les dio las gracias a todos y anunció que estaría trabajando en esto durante el fin de semana para tomar una decisión definitiva a principios de la semana entrante.

“El miércoles 25 de noviembre Obama se reunió en la Oficina Oval con Jones, Donilon, McDonough y Rhodes.  Dijo estar inclinado a aprobar el envío de 30 000 efectivos, pero que esta decisión no era definitiva.

“‘Esto tiene que ser un plan para transferirles el mando y salir de Afganistán.  Todo lo que hagamos tiene que estar centrado en la manera en que vamos a reducir nuestra presencia allí.  Es parte de nuestro interés de seguridad nacional.  Tiene que quedar claro que esto es lo que estamos haciendo’, dijo Obama. ‘El pueblo estadounidense no entiende de número de brigadas, sino de número de tropas.  Y he decidido que sean 30 000.’

“Obama ahora parecía más seguro acerca de la cifra de efectivos.

“‘Tenemos que aclararle al pueblo que el cáncer está en Pakistán. La razón por la cual estamos operando en Afganistán es para que el cáncer no se expanda hacia allá.  Y también necesitamos extirpar el cáncer de Pakistán.’

“Parecía que la cifra de 30 000 era inamovible.  Obama comentó que desde el punto de vista político era para él más fácil decir que no a los 30 000, pues así podría dedicarse a la agenda nacional, que él quería fuese el centro de su mandato como Presidente.  Pero los militares no entendían eso.

“‘Políticamente sería más fácil para mí dar un discurso y decir que el pueblo estadounidense estaba harto de esta guerra, y que íbamos a enviar solamente 10 000 asesores porque esa era la manera en que íbamos a poder salir de allí.  Pero los militares se iban a molestar.’

“Era evidente que una gran parte de Obama quería precisamente pronunciar ese discurso.  Parecía que lo estaba ensayando.

“Donilon dijo que Gates renunciaría si sólo se enviaban 10 000 asesores.

“‘Eso sería algo difícil’, dijo Obama, ‘porque no existe en mi equipo de seguridad nacional otro miembro más fuerte que él.’

“El Presidente estaba decidido a anunciar los 30 000, para poder mantener junta a la familia.

“CAPÍTULOS 26 Y 27

“El 27 de noviembre Obama invitó nuevamente a Colin Powell a su oficina para una conversación privada. El Presidente le dijo que se estaba debatiendo entre varios puntos de vista diferentes.  Los militares se habían unido para apoyar a McChrystal y su solicitud de 40 000 efectivos, y sus asesores políticos estaban muy escépticos.  Él continuaba pidiendo nuevos enfoques, pero seguían dándole las mismas opciones.

“Powell le dijo: ‘Usted no tiene por qué aguantar eso.  Usted es el Comandante en Jefe.  Esos tipos trabajan para usted.  El hecho de que  adopten una posición unánime en sus recomendaciones no significa que las mismas sean las correctas.  Generales hay varios, pero existe sólo un Comandante en Jefe.’

“Obama consideraba a Powell un amigo.

“Un día después de Acción de Gracias, Jones, Donilon, Emmanuel, McDonough, Lute y el coronel John Tien, veterano de Irak, fueron a ver al Presidente en su oficina.  Obama preguntó por qué  se reunían de nuevo con él para tratar el mismo tema. ‘Pensé que esto se había acabado el miércoles’, expresó.

“Donilon y Lute le explicaron que aún había preguntas del Pentágono que no se habían respondido, y ellos querían saber si se aceptaba un incremento del 10 por ciento a la cifra de efectivos, con lo cual se incluiría a los facilitadores.

“El Presidente, exasperado, dijo que no, que sólo los 30 000, y preguntó el porqué de aquella reunión después que todos habían estado de acuerdo. Al Presidente se le dijo que aún se estaba trabajando con los militares.  Ellos querían ahora que los 30 000 efectivos estuviesen en Afganistán en el verano.

“Parecía que el Pentágono estaba abriendo de nuevo cada uno de los temas. También se estaba cuestionando la fecha de retirada de las tropas (julio de 2011).  Gates prefería que fuera seis meses después (finales de 2011).

“‘Estoy molesto’, dijo Obama, sin alzar la voz.  Parecía que todos los temas iban a ser nuevamente discutidos, negociados o esclarecidos.  Obama les dijo que estaba dispuesto a dar marcha atrás y aceptar el envío de 10 000 asesores.  Y esa sería la cifra definitiva.

“Esto era una controversia que enfrentaba al Presidente y al sistema militar. Donilon se asombraba de ver el poder político que los militares estaban ejerciendo, pero se daba cuenta de que la Casa Blanca tenía que ser el corredor de larga distancia en esta competencia.

“Obama continuaba trabajando con Donilon, Lute y los demás.  Comenzó a dictar precisamente lo que quería, elaborando lo que  Donilon llamó una ‘hoja de plazos y condiciones’, similar al documento legal utilizado en una transacción comercial.  Acordó que el concepto estratégico de la operación sería ‘degradar’ al Talibán, no desmantelarlo, ni destruirlo ni derrotarlo.  Copió al calco las seis misiones militares requeridas para revertir el auge del Talibán.

“Pero los civiles en el Pentágono y el Estado Mayor trataban de expandir la estrategia.

“‘Ustedes no le pueden hacer eso al Presidente’, les decía Donilon.  ‘Eso no era lo que Obama quería.  Él quería una misión más reducida.’  Pero la presión continuaba.

“‘Ponle restricciones’, le ordenaba Obama.  Pero cuando Donilon regresaba del Pentágono venía con más adiciones, y no menos.  Una de ellas era enviarle un mensaje a Al Qaeda. ‘Eso no lo vamos a hacer’, dijo el Presidente cuando se enteró.

“Donilon se sentía como si estuviese reescribiendo las mismas órdenes diez veces.

“Del Pentágono seguían llegando solicitudes para misiones colaterales.  Obama seguía diciendo que no.

“Algunos continuaban ahora apoyando la solicitud original de McChrystal de 40 000 efectivos.  Era como si nadie les hubiera dicho a ellos que no.

“‘No’, dijo Obama. La cifra definitiva era 30 000, y mantenía la fecha de retirada de las tropas en julio del 2011, que también sería la fecha para comenzar a transferir la responsabilidad de la seguridad a las tropas afganas.

“Sus órdenes fueron pasadas a máquina en seis hojas a un espacio.  Su decisión no era sólo hacer un discurso y referirse a los 30 000; esto sería además una directiva, y todo el mundo tendría que leerla y firmarla.  Ése era el precio que él iba a exigir, la forma en que él pretendía ponerle fin a la controversia -al menos por el momento.  Pero como ahora todos nosotros sabemos,  la controversia, al igual que la guerra,  probablemente no terminaría, y la lucha continuaría.

“El 28 de noviembre fue otro día dedicado al Consejo de Seguridad Nacional, encuentro en el que participaron Donilon y Lute.  El análisis de la estrategia se convertía en el centro del universo.  El Presidente y todos ellos estaban siendo arrollados por los militares.  Ya no importaban las preguntas que el Presidente o alguien más hicieran.  Ahora la única solución viable eran los 40 000 efectivos.

“Donilon se preguntaba cuántos de los que estaban presionando a favor de esa opción iban a estar aquí para ver los efectos de la estrategia en el mes de julio del 2011.

“La conclusión era que todos ellos se irían, y aquí quedaría el Presidente con todo lo que esos tipos le habían vendido.

“El debate continuaba -en su casa y en su cabeza. Obama parecía vacilar en cuanto a los 30 000 efectivos.  Le pidió la opinión a su equipo.  Clinton, Gates y Jones no se encontraban presentes.

“El coronel Tien le dijo al Presidente que no sabía de qué forma él iba a desafiar la cadena de mando de los militares. ‘Si usted le dice a McChrystal, ‘me estudié su valoración, pero he decidido hacer otra cosa’, probablemente usted tenga que sustituirlo.  Usted no le puede decir ‘hazlo a mi manera, gracias por tu labor’.  El Coronel quiso decir que McChrystal, Petraeus, Mullen, e incluso Gates, estarían dispuestos a dimitir -algo sin precedentes en el alto mando militar.

“Obama sabía que Brennan se oponía a un gran incremento de tropas.

“Obama había heredado una guerra con un comienzo, una parte intermedia, pero sin un final claro.

“Lute pensaba que Gates era demasiado deferente con los militares uniformados. El Secretario de Defensa es la primera línea de control civil del Presidente.  Si el Secretario no garantizaba ese control, el Presidente tendría que hacerlo.  Lute pensaba que Gates no le estaba prestando un buen servicio al Presidente.

“El Presidente llamó a Biden por teléfono y le informó que quería reunirse con todo el equipo de seguridad nacional el domingo en la Oficina Oval.  Biden pidió reunirse con él primero y Obama le dijo que no.”

Prosigue mañana.

Fidel Castro Ruz

Octubre 13 de 2010

5 y 14 p.m.

82% móvil: las razones que no quisieron escuchar

In Economía, Jubilaciones, Opinión on 14 octubre, 2010 at 16:37

"El dinero que financiaba las AFJP privadas hoy se dedica al programa de inclusión más importante de América Latina, la AUH que al instalar un nuevo derecho, permitió sacar de la pobreza a 1.800.000 argentinos" señala el Jefe de Gabinete Aníbal Fernandez en esta nota.

por Aníbal Fernández

Jefe de Gabinete

Gobierno Nacional

El debate por el 82% es uno que debe encararse con responsabilidad y sobre todo con conocimientos sobre el tema. Lamentablemente el proyecto pasó por la Cámara Baja sin que la oposición especificara su financiamiento y sin que el Grupo A diera mayores detalles sobre el impacto real que tendria en nuestra economía.

Sistemáticamente y en la búsqueda persistente del veto presidencial, se eligió no hacer foco en la relación activo/pasivo de nuestro sistema previsional, ni mencionar la crisis del sistema durante el gobierno alfonsinista. También se intenta desestimar la reducción del 13% efectuada no hace mucho por funcionarios que desde sus bancas de legisladores hoy reclaman la implementación del 82%. Al Grupo A tampoco le interesa el incremento en la tasa de cobertura. Ni la importancia del FGS – Fondo de Garantía de Sustentabilidad – o su rol en el financiamiento de un círculo virtuoso de inversión.

Las mentiras que se intenta instalar: ¿Sabías que gran parte de los jubilados en juicio al estado perciben más de $50 mil al mes? ¿O qué el promedio de ingresos de los jubilados que litigan es de $8300 mensuales?¿ y que las causas abiertas están en manos de solamente 16 abogados?

El dinero que financiaba las AFJP privadas hoy se dedica al programa de inclusión más importante de América Latina, la AUH que al instalar un nuevo derecho, permitió sacar de la pobreza a 1.800.000 argentinos. Los miembros de Congreso no pidieron al ANSES ningún cálculo para estimar los efectos de la liquidación anticipada del Fondo de Garantía de Sustentabilidad.

Más información en este video:

(Hacer click en la pantalla para verlo a tamaño completo)

Refranero popular

In Refranero popular on 14 octubre, 2010 at 14:24

Casate me dicen todos

yo no me quiero casar:

solterito, buena vida,

dueño de mi voluntad.

El juego «Los 33» es furor en Internet

In Insólitas, Internacionales, Noticias on 14 octubre, 2010 at 14:11

Un juego disponible en Internet desafía a sacar a los mineros del fondo de la tierra lo más rápido posible.

Internacionales, Insólitas, 14 Oct (Télam).- El juego de «Los 33» consiste en una sencilla imagen en la que el movimiento del mouse hace girar una polea que baja una cápsula a la mina y luego permite subir a cada uno de los mineros, emulando la estructura real usada para el rescate.

Al lado derecho de la pantalla aparece una breve ficha con el nombre de cada operario, su edad y su cargo.

Se puede jugar haciendo click acá.

Cristina:»Tenemos un vicepresidente okupa»

In Economía, Jubilaciones, Política, Presidenta Cristina on 14 octubre, 2010 at 14:01

La jefa del Estado aseguró, este mediodía acto en Moreno, que la norma sancionada esta madrugada en el Senado, que impone un aumento del 82 por ciento a los jubilados, es la ley de quiebra del Estado y calificó el rol de la oposición como una comedia "montada por farsantes". (foto Archivo)

Nacionales, Política, Economía, Jubilaciones, 14 Oct (SP, Télam).-

La presidenta Cristina Fernández dijo hoy que en la Argentina el vicepresidente, Julio Cobos, no cumple con el rol que le manda la Constitución y lo definió como un “okupa”. Aseguró además que la ley de aumento del 82 por ciento a los jubilados, “es una estafa a los jubilados” y pretende quebrar al Estado.

Recordó en ese sentido, que la sanción se alcanzó con un nuevo desempate de Cobos y ambién que algunos jefes de la oposición que votaron por la norma ya fueron gobierno y se retiraron con muertos en sus espaldas.

La Presidenta inauguró hoy la Universidad Nacional de Moreno, entregó netbooks e instrumentos a estudiantes secundarios y primarios, junto al presidente de la Unasur y diputado nacional, Néstor Kirchner; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; el ministro de Educación, Alberto Sileoni y la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner.

“Las mujeres tenemos un componente genético que nos permite asimilar mejor algunas cosas, como las traiciones. Yo puedo ocupar el cargo de Presidenta y ejercerlo como manda la Constitución y como votó el pueblo. Acá tenemos un vicepresidente okupa. Pero somos tan respetuosos de la ley que nadie le va a pedir la renuncia, que termine su mandato”, dijo Cristina.

La Presidenta precisó: “Los mismos que se opusieron al pago de la deuda en enero son los que votaron la ley de quiebra del Estado y estafa a los jubilados. Lo de ayer fue una comedia montada por farsantes. Recordemos que este Gobierno sancionó una movilidad que ha permitido en menos de un año y medio del 50 por ciento de los aumentos. Si pudiéramos le daríamos el 100 por ciento”.

Además, Cristina cargó contra aquellos integrantes de la oposición que conformaron gobierno y que dañaron al país. “Mucho de los dirigentes que ayer hablaron eran los que participaron del descuentos a los jubilados y a los empleados estatales».

«Son los mismos que se tuvieron que retirar dos veces por ineptitud, la segunda, con 30 muertos en las calles. Son los mismos que votaron para que los monopolios no vendan en un año, pero quieren que se remate lo de los jubilados. Quieren volver a ser gobierno y corren escalofríos por la espala de solo pensar que tengan la responsabilidad de los sueldos. Dios nos libre”, subrayó.

La jefa del Estado, también aludió a los crímenes sucedidos durante el gobierno de Eduardo Duhalde: “Hay también algunos que tienen que responder por muertos en un puente”.

Cristina recordó que en la Argentina, ante cada gesto de disconformidad con las políticas y manifestaciones de cortes de rutas y calles, nunca se reprimió, y aseguró que los medios no direccionaron los micrófonos hacia los productores agropecuarios que generaron desabastecimiento.

“Lo que más me gusta de mi Gobierno es que salieron a la luz que nunca habían salido luego del golpe de 1976. Somos un Gobierno democrático que muestra a aquellos que nos despojaron de derechos”, dijo.

En tanto, Cristina habló de la creciente violencia institucional con la que otros poderes del Estado atacan al Ejecutivo. “Estamos construyendo este país a pesar de los golpes, de las piedras, de los palos. Falta que me dejen un ojo morado. Si se creen que me van a hacer flaquear, que se olviden”, afirmó.

Por último la Presidenta aseguró: “Esa Argentina que decían que estaba aislada, pero que ocupa un lugar en el G20 y la presidencia del G77; que ahora es reconocida en el mundo como un actor global, la estamos construyendo entre todos. Yo sólo soy un instrumento. Nunca me la creí, para eso están los mediocres”.

También, estuvieron presentes el subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro; el secretario de Obras Públicas, José López; el director de la Administración Nacional para la Seguridad Social (ANSES), Diego Bossio; el intendente de Moreno, Andrés Arregui; el diputado Mariano West, autor del proyecto por el que se creó la universidad y el nuevo rector de la institución, Hugo Omar Andrade.

 

Mariotto: «Necesitamos una gran participación de los ciudadanos»

In Derechos Humanos, Economía, Medios de Comunicación, Noticias on 14 octubre, 2010 at 13:49

Durante un foro sobre la investigación en Papel Prensa que se realizó en Lanús, el titular de la Autoridad de Aplicación destacó que si bien Cristina Fernández constituye un Poder Ejecutivo fuerte y comprometido con la democracia, con ello sólo no alcanza. E instó, así, al compromiso del pueblo.

Nacionales, medios de Comunicación, Economía, 14 Oct (SP).- «Con la vocación de transformación e inclusión de la Presidenta no alcanza. Necesitamos la gran participación de la ciudadanía», apuntó ayer el presidente de la Autoridad Federal de Aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, Gabriel Mariotto.

Con esas palabras, el funcionario buscó promover un mayor compromiso del pueblo frente a la lucha por un servicio de comunicación libre de las concentraciones económicas, que condicionan las voces y palabra escrita.

Por ello, y durante un foro sobre la investigación que se abrió en la empresa mixta Papel Prensa que se realizó en Lanús, Mariotto subrayó que la Ley de Medios y la declaración de interés público de la empresa que produce papel para los diarios «son temas que en 26 años de democracia habían sido vedados. Pero hoy hay un nivel de participación y reflexión muy grande».

Estuvieron también presentes en el acto: Darío Díaz Pérez, intendente de Lanús, quien sostuvo: «Tenemos que revisar el pasado para ser justos»; el síndico general de la Nación, Daniel Reposo; y la directora por el Estado en Papel Prensa, Beatriz Paglieri.

 

Aníbal Fernández confirmó que la Presidenta vetará la ley del 82% móvil

In Economía, Jubilaciones, Noticias on 14 octubre, 2010 at 13:38

 

El jefe de Gabinete criticó duramente la ley que aprobó el Congreso para sostener los haberes jubilatorios en el 82% móvil. Aseguró que llevaría a la quiebra al país y afirmó que Cristina Fernández usará su poder de veto porque no va a permitir que el Estado y los argentinos se suiciden.

 

Nacionales, Economía, Jubilaciones, 14 Oct (SP).- La ajustada votación de anoche en el Senado, que dio por aprobada la ley que contempla el 82% móvil en las jubilaciones, provocó la rápida respuesta del Gobierno, mediante su jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien minutos después de la votación, lo hizo a través de su cuenta de twitter y esta mañana se extendió en diversas declaraciones radiales.

“Es tan poco serio lo que ha ocurrido ayer, que nos han puesto en una situación de tener que ver una ley que inexorablemente llevaría a la quiebra al Estado”, atacó con firmeza el jefe de ministros. “Si uno fuera un irresponsable, la promulga y no se presenta a elecciones. Pero nosotros tenemos una responsabilidad social.”

Por ese motivo, anunció que la presidenta Cristina Fernández vetará en las próximas horas la ley que salió del Congreso. “Va a vetar esta ley porque no va a permitir que el Estado y los argentinos se suiciden”, describió con diáfana claridad.

Como ocurrió con la 125, la votación en el Senado se definió con el desempate del vicepresidente Julio Cobos, que votó en contra de los intereses del Gobierno y del Estado argentino. Por eso, Fernández no dudó en calificarlo de traidor. Y, en plan de pedagogía constitucional, recordó que nuestra Carta Magna se hizo a imagen y semejanza de la de Estados Unidos.

“Allí se otorgaba la capacidad de desempatar al representante del Poder Ejecutivo, dando a entender que tiene un privilegio a la hora de la sanción de las leyes. Exactamente lo contrario de lo que hizo el traidor del vicepresidente. Él se arroga derechos que no tiene, esa responsabilidad constitucional la tiene por haber acompañado a la Presidenta”, criticó Aníbal.

Acerca del fondo de la cuestión, se encargó de explicar que, de aplicarse esta medida, se desfinanciarían las arcas del Estado en el mediano plazo. Y enumeró algunas cifras que dan cuenta de los importantes avances que tuvieron los jubilados desde 2003. Por ejemplo, que hubo 18 aumentos en estos 7 años; que hay 2 millones y medio más de jubilados, y que en 2004 se destinaba el 5,6% del presupuesto al pago de las jubilaciones, mientras que ese rubro aumentó en 2010 al 10,2%.

Además, cuestionó a los legisladores de la oposición, que argumentan que el Estado gasta el dinero de la Anses en asuntos que no tienen nada que ver con los trabajadores, como el Programa Fútbol para Todos. “No tiene nada que ver con nada. Hablamos de 30.000 millones de pesos contra los 600 millones de pesos que cuesta el Fútbol para Todos. Le están metiendo un verso al hombre común, haciendo una comparación que poco tiene que ver con la realidad”, advirtió. Y subrayó que, desde que el gobierno estatizó las AFJP, los fondos crecieron de 96.000 millones de pesos a 150.000 millones de pesos.

“Muchos de los impulsores (de esta ley) son los que ya quebraron al Estado argentino en el 2001, los que le sacaron el 13% a los jubilados y ahora dicen que lo defienden. Los que sacaron papel pintado haciendo pedazos a las economías regionales”, concluyó Fernández.