Una publicación efímera, como todo

Plebiscito

In Apuntes rápidos, Opinión, por Mario Rivas on 29 octubre, 2010 at 16:18

La multitud esperando la salida del féretro de Néstor Kirchner para acompañarlo y expresar su apoyo a la Presidenta Cristina.

por Mario Rivas

Escribo estas líneas en caliente, en momentos en que los restos de Néstor Kirchner vuelan a su Río Gallegos natal. Todavía resuenan en mis oídos los gritos de apoyo  de la gente congregada bajo la lluvia para darle el último adiós a su líder.

Nunca ví algo parecido. Apenas el cortejo bajó la explanada de la Casa Rosada fue imposible contener a la gente que quería tocar el coche fúnebre, dar una palmada de aliento en el auto de Cristina. Los custodios fueron sobrepasados, la policía federal no daba abasto intentando abrir paso. El pueblo se tira sobre el coche fúnebre al mejor estilo Néstor.

El cortejo avanza a paso de hombre, miles de banderas argentinas, la gente deposita flores sobre el auto de la Presidenta, sobre el auto que lleva a Néstor flores, banderas y cascos de obreros.

Yo he visto y he estado en otros funerales, pero nunca viví algo así. Cuando murió Perón había mucho dolor, pero también había incertidumbre. En cambio hoy ví dolor pero también decisión de defender un modelo, un proyecto de país más justo, más solidario, el proyecto de país que comenzó a llevar adelante Kirchner y continúa hoy Cristina.

No fue un velorio lo vivido en estos días. Fue un verdadero plebiscito espontáneo.

Me lamento de los amigos que están fuera del país, los que se tuvieron que ir y no pueden vivir este momento.

Me lamento por los amigos de adentro que no pueden ver este momento por las escamas que tienen en las pupilas.

Néstor Kirchner llegó abrazándose con la gente aquel 25 de mayo del 2003 y se va igual.  En medio de una marea humana.

Ahora  jóvenes de pueblo son la custodia del coche fúnebre. Corren a su lado, como a él le gustaba. La gente, el pueblo no se detiene.  El cortejo los deja atrás, ellos siguen, van a despedir a su líder, van bajo la lluvia, van con niños en brazos, van con banderas argeninas, van con dolor y decididos a no permitir una nueva frustación.

En la televisión la voz de Kirchner lee un poema de Joaquín Enrique Areta, un militante desaparecido el 29/6/78 a los 23 años:

Quisiera que me recuerden sin llorar

ni lamentarme

quisiera que me recuerden por haber hecho caminos

por haber marcado un rumbo

porque emocioné su alma

porque se sintieron queridos, protegidos y ayudados

porque interpreté sus ansias

porque canalicé su amor.

Quisiera que me recuerden junto a la risa de los felices

la seguridad de los justos

el sufrimiento de los humildes.

Quisiera que me recuerden con piedad por mis errores

con comprensión por mis debilidades

con cariño por mis virtudes,

si no es así, prefiero el olvido,

que será el más duro castigo

por no cumplir mi deber de hombre.

Has cumplido Néstor. Somos millones los que hoy levantamos tu bandera y no permitiremos que caiga.

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: