Una publicación efímera, como todo

Archive for 15 de diciembre de 2010|Daily archive page

Felices sueños

In Felices sueños on 15 diciembre, 2010 at 23:51

No al kirchnerismo bobo

In Opinión, por Luis D'Elía on 15 diciembre, 2010 at 23:20

Represión en Córdoba contra estudiantes que protestaban por la nueva Ley de Educación. (foto Cadena3)

por Luis D’Elía (vía Twitter)

No hagamos kirchnerismo bobo, acritico el límite en la defensa de cualquier política propia es la violación de la vida y la libertad.

Los que quieren que ocultemos las ofensas a la vida o a la libertad porque con eso teóricamente le haríamos el juego al enemigo, lo único que consiguen es dañar de manera irreparable la imagen y la gestión de Cristina. Son los que callaron con López Rega, los que callaron con Menen, los que callaron con Duhalde, los que callaron con Cavallo, los que se pasaron la vida callando por defender alguna lenteja, haciéndole un daño político inconmensurable a los procesos de avance de nuestro pueblo.

Repudio a la represión de estudiantes en Córdoba

In Educación, Noticias on 15 diciembre, 2010 at 22:38

Nuestro mas profundo repudio a la feroz represión recibida hoy por los estudiantes de Córdoba que protestaban por la aprobación de la nueva Ley de educación. Dicha Ley introduce la educación religiosa en los colegios públicos, elimina materias humanísticas y permite la injerencia de empresas privadas en la currícula educativa.

Cristina: «Mi compromiso es seguir profundizando este modelo»

In Noticias, Política on 15 diciembre, 2010 at 21:17

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner destacó esta noche en Mar Chiquita (Bs. As.) al inaugurar la doble mano de la ruta 11, que une Mar del Plata con Santa Clara del Mar, que "las obras, ideas y un modelo de país se vé muy claramente en la inauguración de esta obra".

Nacionales, Política, 15 Dic (Télam).- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy que «mi compromiso es seguir profundizando este modelo inclusión social, para tener una Argentina más igualitaria», al inaugurar obras en la ruta 11, que une Santa Clara del Mar con la ciudad de Mar del Plata.

La Presidenta llegó al aeropuerto de Mar del Plata y de ahi se trasladó en helicóptero a la localidad de Santa Clara del Mar, donde encabezó el acto acompañada por funcionarios nacionales y provinciales.

«Cuando uno llega a un lugar no siempre se necesita escuchar, basta mirar para descubrir gestos y miradas. Y les dije a los que venían conmigo en el helicóptero ´estos acá me van a hacer llorar´ y la verdad que me hicieron llorar por tanto cariño y afecto. Ahí afuera hay un cartel precioso con la foto de él, es un cartel precioso con la bandera argentina, y han logrado una expresión que era la de él», dijo la Presidenta al recordar a Néstor Kirchner.

«Había un país en el que nadie creía en nada ni en nadie. Kirchner nos hizo creer nuevamente en nuestras posibilidades y soñó un país en el que todos pudieran vivir mejor», dijo Cristina.

«Todo lo que dijo usted, intendente. Cuando usted lo llamó por última vez no estaba en Olivos, estábamos en Calafate, en nuestro Calafate querido, ese lunes 25 de octubre y creánme que si algo quería hacer era venir acá, a Santa Clara del Mar. Yo tenía y tengo una agenda infernal de actos, de gestión, de encuentros y la verdad que esta visita era una visita central. Parecía el pájaro carpinetero, ´no te olvides el 15 a Mar Chiquita´. Quería venir y tienen razón, él está en las obras, en las ideas, está en este modelo de país que hoy acá se vé muy claramente», dijo la Presidenta.

«Hoy estamos inaugurando esta obra de autovía, que conecta Mar del Plata con Santa Clara del Mar. Cuántas veces habré venido aquí a Santa Clara. A mí me encanta esa cercanía con el mar, como ya no pasa por ahí en las grandes ciudades, que adquieren un volumen diferente», señaló Cristina.

«Estamos inaugurando también una central térmica, que incorpora setenta y siete megavatios con una inversión de más de 400 millones de pesos. Hoy nos enteramos que la actividad industrial ha crecido en los primeros once meses del año el 10,9 por ciento, que comparado a este noviembre con el noviembre del año pasado hemos crecido un 12,8% en la actividad industrial», reseñó la mandataria.

«Cuando vemos las cossa que estamos haciendo los argentinos, yo creo que él está en cada uno de esos lugares, en cada una de esas obras. Él soñó un país en el cual volviéramos a recuperar la dignidad, la fuerza, la fe, las ilusiones, los sueños de que podíamos vivir mejor, de que podíamos construir juntos mejores cosas. Y hoy aquí lo estamos haciendo», agregó Cristina.

«Yo quiero decirles que creo en ustedes absolutamente. Creo en todos ustedes y quiero decirles que mi compromiso inquebrantable es venir y seguir profundizando en este modelo de inclusión social, una Argentina más igualitaria», sostuvo la Presidenta visiblemente emocionada ante los cánticos de los presentes.

«Hoy leía una noticia que decía que en Corrientes aumentó la matrícula escolar un 300 por ciento. Eso es la Asignación Universal por Hijo (AUH) que ha permitido incorporar a millones de chiquitos, de niños y adolescentes al derecho a la educación y a la salud. Millones de hombres y mujeres que pudieron acceder a un beneficio jubilatorio, que no es sólo un ingreso sino la obra social, el PAMI, porque la calidad de vida no se mide sólo por los ingresos», enfatizó Cristina.

Sobre la obra inaugurada, la Jefa de Estado añadió que «potencia al turismo que se ha convertido también en un ingreso más que importante. En el 2011 vamos a superar las marcas del 2008, del 2009 y también del 2010 en turismo».

«Por eso también hemos creado un ministerio de Turismo, por eso hemos sancionado los feriados para que la industria turística tenga previsión. La movilidad jubilatoria por su aumento, los planes de viviendas que superan el medio millón, las más de mil escuelas que hemos construido, los cientos de obras en las universidades, rutas, estos megavatios que hemos incorporado y que han empujado el crecimiento industrial. Y la cosecha estamos seguros que va a superar los 100 millones de toneladas», detalló Cristina.

«Quiero agradecerles esta tarde de cariño, de afecto, de recuerdo hacia él (por Néstor Kirchner) y decirles que mi compromiso es inquebrantable: seguir profundizando este modelo de la inclusión social, de igualdad de oportunidades, de dignidad y orgullo nacional y de compromiso por los intereses de la Patria, por sobre todas las cosas. Gracias Mar Chiquita, gracias por todo el cariño. Creánme que no me voy a olvidar de un día como el de hoy», concluyó la Presidenta

Refranero popular

In Refranero popular on 15 diciembre, 2010 at 14:52

Yo la vi florecer como el lino
de un campo argentino maduro de sol…
¡Si la hubiera llegado a entender
ya tendría en mi rancho el amor!
Yo la vi florecer, pero un día,
¡mandinga la huella que me la llevó!
Flor de Lino se fue
y el hoy que el campo está en flor
¡ah malhaya! me falta su amor.

Un sueño

In El Hombre Sopapa, por Luis Silva on 15 diciembre, 2010 at 10:47

por Luis Silva

El Parque Indoamericano fue desocupado completamente

In Noticias, Política, Seguridad on 15 diciembre, 2010 at 10:18

El Jefe de Gabinete confirmó que no quedan ocupantes en el Parque Indoamericano, de Villa Soldati, tras el acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno Nacional y la ciudad de Buenos Aires. "Por cada peso que ponga la Ciudad pondrá un peso el Gobierno Nacional", reiteró hoy Aníbal Fernández.

Nacionales, Política, 15 Dic (SP, Twitter).- El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, confirmó esta mañana que ya se retiraron todas las personas que mantuvieron la toma del Parque Indoamericano, en Villa Soldati, en el sur de la Capital Federal.

«Con enorme satisfacción les informo que hace tan solo unos minutos se ha retirado la última persona del Parque Indoamericano», informó a las 6:30 de hoy el Jefe de Gabinete a través de la red social Twitter y luego lo confirmó en diálogo con radios y canales de TV. «Como no podía ser de otra manera, no hay un solo medio de comunicación. No importa, así son las cosas…», ironizó el ministro a través de Twitter.

El conflicto se encaminó hacia una solución tras la reunión de ayer entre el Gobierno Nacional y las autoridades de la ciudad de Buenos Aires, bajo cuya jurisdicción se encuentra el Parque Indoamericano.

Aníbal Fernández reiteró hoy que la ciudad de Buenos Aires «deberá invertir; por cada peso que ponga la Ciudad, pondrá un peso el Gobierno Nacional», precisó.

Amas de casa

In Amas de casa on 15 diciembre, 2010 at 8:29

El huevo de la serpiente

In Opinión, por Alicia Dujovne Ortiz on 15 diciembre, 2010 at 2:55

"Mientras tanto, hemos asistido a nuestro primer pogrom.(...) Estos honrados vecinos de los monoblocks de enfrente se hallan lejos de ser pitucos, no están afiliados a nada, no tienen ninguna ideología, salvo la de aferrarse con uñas y dientes a sus bienes y defenderlos de su enemigo, el negro. (En la fotografía un joven agoniza antes de la llegada de la ambulancia de donde fue bajado e intentado fusilar en los recientes disturbios de Villa Soldati. foto Télam)

Leemos hoy:

«Cuando yo era chica, mi madre, bolche si las hubo, solía referirse a un misterioso personaje llamado “pequeñoburgués”. A juzgar por el rictus de sus labios, el tamañito del personaje no la enternecía para nada. Además, la mención del pequeñuelo iba siempre acompañada por la palabra “prejuicio”. Un montón de cosas que a mí me encantaban eran desechadas categóricamente por formar parte del “prejuicio pequeñoburgués”. Con el correr del tiempo tuve por fuerza que admitir la existencia real del enanito, y comprender, de paso, que su pequeñez no sólo se relacionaba con su bolsillo, menos abultado que el del gran burgués, sino con las dimensiones de su cerebro. No es que la gran burguesía no tenga cerebro de mosquito, sino que el del pequeñoburgués se empequeñece en la medida misma de su terror a que los haberes se le reduzcan todavía más, y a pasar de medio o cuarto de burgués a pobre entero. La definición del pequeño burgués y de su prejuicio podría justamente ser: alguien con miedo.

¿De qué? De que el diferente no se le vaya a convertir en semejante o, más bien, de que él no se encuentre de buenas a primeras convertido en otro: pobre, negro y feo. Y maloliente, ya que estamos. Cuando Jacques Chirac quiso congraciarse con la mayoría de pequeñoburgueses prejuiciosos que integra su país, aludió a “los olores” de la inmigración. Lo mismo ha hecho Sarkozy con los gitanos, obteniendo como compensación un 60 por ciento de opiniones pequeñoburguesas favorables, y lo mismito, para decirlo en boliviano, acaba de hacer Macri.

La falta de ternura de mi madre hacia el personajito de marras se basaba en cierto conocimiento de la historia. ¿Cómo se arma un pogrom? Atizando el miedo de los pequeños y, créase o no, su envidia: ese judío ropavejero tiene más plata que yo, a ese negro de mierda lo ayudan con planes y a mí no. Siempre hay un Zar o un Führer que echa leña al fuego y siempre los punteros por ellos enviados con el objeto de excitar al pequeñoburgués encuentran las palabras justas para que el temeroso y/o envidioso, en general buen muchacho, buen padre y buen amigo, se vuelva criminal.

Como uno, lo del buen muchacho, un poco se lo cree, la imagen de la policía y de los barrabravas masacrando a miembros de una de las comunidades inmigrantes más solidarias y laboriosas de la Argentina me impresionó menos que la de los honrados vecinos envueltos en la bandera argentina, como durante la Guerra de la Soja. Que hay violencia organizada lo sabemos, pero calibrar la potencia generadora de esa violencia, su capacidad de avivar la que hasta ahora había permanecido en estado latente en el interior de las vísceras pequeñoburguesas ya cuesta más. Si con alguno de los actores de este drama me identifico, aparte de los bolivianos industriosos, es con el médico al que le dio un ataque al corazón cuando le bajaron al pibe herido de la ambulancia con la pretensión de fusilarlo en tierra.

(…)

Mientras tanto, hemos asistido a nuestro primer pogrom. La Semana Trágica tampoco estuvo mal, pero los que quemaban barbas de judíos eran militantes nacionalistas y niñitos bien. Estos honrados vecinos de los monoblocks de enfrente se hallan lejos de ser pitucos, no están afiliados a nada, no tienen ninguna ideología, salvo la de aferrarse con uñas y dientes a sus bienes y defenderlos de su enemigo, el negro. Es por eso que marcan territorio meando alrededor, lo cual no torna más fragante la historia.

En cambio puede que la torne más peligrosa: tampoco la baja clase media alemana de los años veinte comenzó por tener ideología; lo que tenía era bronca, desazón y, es claro, miedo. Esta que a nosotros nos ha crecido como un grano, como una excrecencia, esta que traiciona la memoria del abuelo, el que llegó con el monito al hombro, se ha desnudado en público, o, como dicen los psi, ha pasado al acto. Su racismo primario, sus dos dedos de frente y, digámoslo con dolor y temblor, sus evidentes ganas de aplastar cráneos la convierten en una excelente materia prima puesta a disposición del que la quiera usar. Por lo visto, alguien quiere.

Concluyo estas líneas con un sentido homenaje (o un feminaje, para no emplear una palabra que no me corresponde en vista de mi sexo) a la extrañada Silvia Bleichmar que, refiriéndose al jefe de Gobierno porteño, escribió con sencillez: “Esto es El huevo de la Serpiente”

(Leer completa la nota de la escritora Alicia Dujovne Ortiz haciendo click acá)