Una publicación efímera, como todo

Diario de la Guerra: Días 70 al 72 *

In Crónicas, Diario de la Guerra, Familia Argentina, por Mario Rivas on 9 marzo, 2011 at 16:00

Día 70

domingo, abril 14, 2002

Beatles en La Cariñosa.

El «Diario de la Argentina» está paralizado. Gaido me pregunta qué pasa, Bula ha desaparecido. En fin, ya lo sacaremos, o no.

Hay que tener algo en la sangre para editar un periódico, no sólo el deseo de ganar plata. Eso es una parte e incluso puede faltar.

Algunos datos para entender este país que vivimos. En su columna de La Nación del domingo pasado Morales Solá habla de los interesados en comprar empresas argentinas o de capitales europeos cuyos precios han caido en picada debido a la devaluación: «¿Qué vieron ellos en la Argentina derrumbada? Un país que pudo exportar por 6000 millones de dólares en apenas dos meses -enero y febrero- y que puede tener, en medio de la decadencia, depósitos e inversiones en el exterior por más de 100 mil millones de dólares está siempre más cerca de resucitar que de morir». (La Nación, domingo 7 de abril de 2002). Si a esto le sumamos lo que vivimos en Semana Santa, con 1 millón docientos mil argentinos saliendo de vacaciones y gastando alrededor de 1000  millones de pesos en los centros turísticos podemos concluir que hay, por lo menos, dos Argentinas. Una pequeñita y poderosa y otra pobre y extendida. Por supuesto que nuestra clase dirigente (émulos de los Mayas) ni tienen en cuenta las necesidades de la mayoría de la población. No les interesa, mientras puedan seguir con su fiesta particular. Como bien señala Carlos Gabetta: «Las condiciones materiales para salir del pantano existen» (…) «El problema es político. La solución de la crisis argentina requiere un cambio económico de 180 grados, pero éste necesita a su vez un tipo de respaldo que sólo puede surgir de la depuración de las instituciones, los partidos y los sindicatos, de un nuevo esquema federal, de un recambio político generacional, de una transformación de las relaciones sociales». Para concluir que «Todo va madurando, más rápìda que lentamente, para que el establishment se quede con todo a pedido de una parte de la ciudadanía» (…) «Cuando la inflación provoque el caos total y aparezcan los reclamos de orden, el establishment verá si son necesarias elecciones, o la fujimorización, o soltar los perros de la represión». (Le Monde diplomatique, Abril 2002).

Lo que está claro es que no aparece en el horizonte una alternativa política sólida. ¿Y entonces? ¿Qué quieren que les diga? Yo no soy Mandrake.

Hoy veremos a Grondona (bueno, yo veré a Grondona, porque Carola -más práctica- no lo soporta) sólo para indignarme con lo chabacano que se ha convertido ése programa.

Ya se ha ido el Pablo a la casa de la calle Artigas. Suena Ciriaco Ortiz en La Cariñosa. Está anocheciendo aunque todavía no han prendido las farolas. Todo está tranquilo y no importa que mañana nos caiga una factura por la cabeza, lograremos resistir.

A propósito, ha cobrado inusitada popularidad la canción «Resistiré» que popularizó en su momento una película de Almodóvar, creo que «Átame». Así es: si lograste vivir en Argentina, podés soportar cualquier lugar del mundo. «Argentina, escuela de sobrevivientes», slogan para turismo de aventura destinado a europeos hastiados del confort, la seguridad  y las reglas de convivencia claras.

Lo dicho pero peor: el programa de Grondona no sólo es chabacano sino  asquerosamente amarillo. El tema de hoy era la seguridad ciudadana. Una tribuna de familiares víctimas de la delincuencia, un panel con monseñor Musio, el representante de Quebracho abonado a Azul Televisión, una psicóloga , un abogadito defensor de la mano dura contra la delincuencia y una madre de un delincuente abatido. Como invitado estelar el ex comisario Patti, actual intendente de la localidad bonaerense de Escobar. Dijo Patti: «La única prevención del delito que existe es la represión». Éste fue el tenor que tuvo todo el programa. Pero si uno se preguntaba sobre los motivos que impulsan a Grondona para dedicar un programa de dos horas a éste tema, la incógnita quedó develada cuando Fernando Carnota -uno de los «periodistas» estables de su programa- le pregunta a Patti:

-¿Ud cree que se puede llegar a un estado de anarquía y un quiebre institucional?

-Ya estamos en un estado de anarquía-, contestó el ex comisario.

Y después abundó: «Si la anarquía se profundiza vamos a tener problemas institucionales».

Como «condimento», Grondona – a través de su fiel Carnota– había «entrevistado» a dos delincuentes. Una «entrevista» plagada de trampas y «buchoneo» policial que contradecía abiertamente la supuesta reserva de identidad de los entrevistados. Demás está decir que la puesta al aire de esta «entrevista» enervó los ánimos de los familiares, pidiendo a los gritos «mano dura» contra los delincuentes. Por momentos el programa se pareció en un todo a un talk show, onda Lía Salgado o Mauro Viale.

 

Día 71

lunes, abril 15, 2002

He retomado el libro. Además, he encontrado una punta para desentrañar lo que vivimos: el establishment apuesta al caos. Siempre le ha sido beneficioso y ésta no es la excepción. Ahí está la clave. Todo lo demás son firuletes que enmascaran la realidad. La Tesis (Jorge) Sábato es correcta y mantiene su vigencia. Mientras no exista una alternativa política dispuesta a enfrentar totalmente a este establishment no habrá solución.

¿En qué quedaron los cacerolazos? Bueno, ya se sabe que el rasgo distintivo de la clase media es su inconstancia. Puede ser eficaz instrumento para voltear presidentes (De La Rúa) pero luego se estanca en su propia indefinición. No es capaz de generar una propuesta que vaya más allá de su reclamo particular.

No sé, tal vez los cambios vengan impulsados a través de las mujeres en este país. Las madres desesperadas de ver a sus hijos sin comida, sin salud, sin educación. Las madres desesperadas de ver a sus hijos irse del país. En la dictadura fueron las madres quienes iniciaron la resitencia, tal vez ahora vuelvan a retomar la vanguardia del cambio.

Tenía un par de ideas para anotar aquí pero escuché una frase de Andrés Calamaro que me dejó en blanco: «Soy el Comandante de tu parte de adelante». ¿Será además el grumete de su ojete?. Vaya uno a saber. Lo cierto es que el par de ideas que tenía se fueron al carajo. Me voy al cyber a ver qué mensajes tengo.

Mensaje de Gaido pidiendo que le envie material para empezar a diagramar el Diario. O yo no me explico bien o aquellos no entienden: lo que pedimos es armar una infraestructura mínima para poder trabajar. Esto es: teléfono, internet y cartuchos para las impresoras. Mientras eso no aparezca no podemos empezar a trabajar.

Vino la Fabi. Comimos una tarta que hizo la Caro y la Fabi insistió en ir a comprar un vino. Le contamos de nuestros planes de comprar La Cariñosa y aportó los primeros 2 pesos 2. En realidad fueron bonos, provinciales, terminados en 505. Lindo número y hermoso gesto de la Fabi.

 

Día 72

martes, abril 16, 2002

Ayer quedé con bronca con el mail del Gaido. Sobre todo porque recordaba una anterior carta de Bula haciendo una distinción entre «trabajar» y «laburar». Según él, en USA se trabaja y acá se «labura», lo cual es muy diferente. Bueno, ¿y cómo quiere sacar un periódico sin invertir nada?. En fin, a otra cosa mariposa.

Noticias desde Miami: la Nati abandonó su trabajo en la peluquería de la portorriqueña y empezó un curso de cuidado de la piel. Al Luiqui (1), por su parte, le subieron el sueldo en la empresa en donde está trabajando.

Noticias desde Las Vegas: la Cande anda bajoneada porque  hace un mes que está allá y todavía no ha conseguido trabajo. Le mandamos a decir que no desespere, que en USA tardan un mes para contestarte sobre cualquier trabajo.

Ha llegado el Pablo. Mañana no tiene clases ya que hay paro docente en todo el país. Le pregunto qué opina de los paros. «Yo ni sé por qué está hecho el paro», me contesta.

 

_______________________________________________________________

*Este texto pertenece al libro inédito del periodista Mario Rivas “Diario de la Guerra. Crónicas de una familia argentina”, escrito entre Febrero del 2002 y Mayo del 2003.

 

1.- Pareja en aquel entonces de Natalia, cuñada del autor (N del E)

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: