Una publicación efímera, como todo

Entomología del pasacalle

In Opinión, por Nilda Allegri on 12 mayo, 2011 at 18:16

por Nilda Allegri

Ha llamado a escándalo en el cotilleo de las redes sociales un pasacalle de pura cepa canalla. En él una mujer, situada en el infierno de los celos,  despliega su ira tratando de apelar a datos duros y  a la complicidad voyeur de nosotros. Dice que una otra, descripta con precisión de oficio judicial  se ha «cogido» al marido, en una práctica de sexo anal y que (en el detalle reside la perfección de los dioses) le ha gustado.
¿Que llama a escándalo para que tal descripción tenga mas difusión que el bombardeo de Trípoli o los muertos por terremotos en la España?
Freud en esto no se equivocaba, la sexualidad y la muerte son el nudo de lo humano. Dos asuntos que para el resto del mundo vivo no significan gran cosa nos tienen agarrados de las pelotas y en torno a ellos construímos desde monumentos a poemas.

Aquí, algo que es del órden de lo privado (las declaraciones de amor, la depilación con cera española de la tira de cola, las palomitas en los calzoncillos, las enemas, lo que se dice en el oido del otro en la pequeña muerte del orgasmo) se transforma en público y entonces hay una traición peor que los cuernos.  Es que estamos en un tiempos dificiles y nos conducimos con deterioro frente al par antinómico publico/privado, estragado por los deslizamientos de la postmodernidad y publico/privado se ha mixturado mixturado en un barrito donde naufragan nuestros pudores.
¿que cosa mas banal que una mujer tenga sexo con un hombre? ¿acaso nos llama a colgarle una letra escarlata que el sexo sea anal? ¿es acaso la P de perverso la que elegiríamos?. Elegiría  ser tildada de putilla pero nadie dirá de mi que tengo hipocresía ñoña.

O tal vez que le haya gustado es lo imposible de tolerar por la nemesis Verónica?. Ella reservara su cola de atrás para el gusano de la tierra o el fuego del crematorio, mientras tanto hace gala de decencia. Decencia de atrás.
Si a la señora a la que aparentemente se dirige el pasacalle le ha gustado, pues bien, que le aproveche. Habla de la confianza en el partener, en su posibilidad de hacer de su culo un pito, de poner su cuerpo al servicio del placer. ¿quien sabe que, que sabemos del otro?

Y digo aparentemente  se dirige el pasacalle, porque ese libelo esta dirigido a nosotros, nos quiere cómplices de  su pacatería. Le hace creer que sabemos que el marido no tuvo nada que ver (fue cogido), necesita de Ud. que retroceda un siglo mas o menos y piense que la mujer que disfruta del sexo (anal, en este caso) es una perdida.

Ademas, puestos a suponer ¿como la tal Verónica puede aseverar tan suelta de cuerpo que a la escarnecida chica Eliana (supongase unos 27 años, saco la edad por los nombres, es que soy una especialista en suponer) le gustó. ¿es que acaso le hackeo los mails al tipo, le revisó el celular, o el marido no se portó como un peronista bien nacido y  le dijo ella me dio lo que vos no.
Mi marido, dice Verónica, como quien dice mi enciclopedia británica, mi juego de cubiertos, triste manera de nombrar a otro, en el acto posesivo de decir era mio, no tuyo,no me uses la taza.

Necesita Verónica de  nosotros, como Grandes Hermanos, corifeos de mercadito, jueces de pacotilla, necesita que asintamos y ¡¡¡¡verguenza deberia darte Eliana Dora!!!!

Eliana Dora se ha cogido a un hombre (siempre me resulta extraño pensar que es una cosa que alguien le hace al otro, el sexo se tiene de a dos, en el mejor de los casos, y si los hados nos son favorables, el cuerpo aguanta, no se nos cruza ningun phantomas en el medio del acto, o lo que sea -el niño llora, la heladera hace ruido-. puede ser la música mas maravillosa que mis oídos han escuchado. Eliana Dora ha tenido la mala idea de encontrarse con un pelotudo que hace publicos sus asuntos privados o con una loca de la guerra que en vez de cortarle la pija con un tramontina mellado (si querés guerra vas a tener guerra) al infiel, o de ir a llorarle las cuitas al analista, o ver a un boga que le apronte el divorcio, o de perdonar al adúltero o tal vez de darle el culo para ver si le apetece se pone a pagar pasacalles insultantes.

Verónica, hacete ver.
Y nosotros, queridos internautas, no nos portemos como pequeñuelos de jardín cuando el niño malo de la mesita dice culo. Se supone que, gente grande, que tenemos relaciones mas seguido de lo que vamos al supermercado, que no necesitamos ser Bataille para saber que lo anal es parte de la sexualidad, que estamos aquí, berreando por un rato, hasta la hora mala, y si nos aprovecha,mucho mejor
En cuanto a vos, Verónica, si el tipo sigue con vos después de que colgaste ese pasacalle no hay duda que te merece.
Eliana, todo pasa. La doce está con vos.

  1. Al final, era cuento. Lástima!

    Me gusta

  2. era cuento, como la tela del traje del emperador. Lo que no es cuento es nuestra miseria al juzgar a los demas.

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: