Una publicación efímera, como todo

Archive for 19 19America/Argentina/Cordoba junio 19America/Argentina/Cordoba 2011|Daily archive page

Felices sueños

In Felices sueños on 19 junio, 2011 at 22:20

La foto para aquel apunte coscoíno

In Apuntes rápidos, por Mario Rivas on 19 junio, 2011 at 18:38

por Mario Rivas

En marzo del 2001 salía el último número de El Ojo con Dientes – revista papel, edición nacional, segunda época- y en el mismo hicimos una amplia cobertura del primer Cosquín Rock, un evento que, decíamos, iba a convertirse en leyenda.

En ese dossier había un pequeño apunte mío sobre una situación que me tocó presenciar y que fue hermosa.

Hoy, viendo la tapa del suplemento Cash de Página 12 me dije, con asombro: «¡Pero si ésta es la foto de lo que yo ví aquella noche coscoína!».  La foto es de la agencia internacional AFP y retrata una situación en los recientes acampes de los indignados de España. Pero las coincidencias son totales. Vean si no:

Postales coscoínas

Frente a un peloton de policías armados hasta los dientes una parejita se besa, bailan, se vuelven a besar. Los canas se ponen incómodos, cambian el peso del cuerpo.

La colorada le baila una zamba rockeada a su barbudo pelilargo, le roza apenas la entrepierna con sus caderas, lo abraza de atrás estampándole sus pezones en la espalda.

Los policías cambian de mano los escudos y miran al frente como si no miraran.

La pareja se sienta en el asfalto caliente de las calles coscoínas y siguen besándose como si se acabara el mundo. Las piernas del barbudo se abren para que pueda pegarse mejor la colorada, que se le encima, lo ataca por el flaco derecho, lo ataca de frente y no lo deja respirar. Suenan Los Piojos y vuelan condones blancos en la noche serrana.

Finalmente la yuta se va, de dos en fondo se marchan: los besos de la colorada los ha derrotado.

Diabólica Gloria

In Opinión, por Analía Lorenzo on 19 junio, 2011 at 0:38

por Analía Lorenzo (Exclusivo, desde México DF)

Gloria a quien gloria merece y esa, no es otra que la Trevi. Nacida en Monterrey, en el 68, la regia, brindó durante los tempranos noventas un espectáculo que, quien lo haya visto, no puede haber olvidado.

Doctor siquiatra no me diga porquerías, gritaba la del pelo suelto, en Viña del Mar y otros foros, antes de morir y, al resucitar, no tuvo mejor idea que dedicarle a todas las reinas perseguidas, (representadas por una travesti en el video) su magnífica rola, himno de la comunidad gay mexicana y latina de Estados Unidos: “Todos me miran” … Ya saben: “Me vestí de reina, me puse tacones, me pinté y era bella (….) Miré la noche y ya no era oscura, era de lentejuelas…”(http://www.youtube.com/watch?v=xcHrWqdl2qY) Una joya del poemario arcoiris.

La Trevi, que arrasó boleterías y colmó estadios; la que se llenó de guita con sus calendarios calientes, fue de lo menos políticamente correcto en la historia del rock latinoamericano. Ese detalle la volvió muy atractiva para ciertos sectores tanto de la industria, como de la alcurnia cultural mexicana (al lanzamiento de “Más turbada que nunca”, fueron Monsiváis y Poniatowska que, con cara de intelectuales, la escuchaban cantar: “Tú me dejaste como una uña sin mugre… y la mugre eres tú”, fascinados). Ella, ídola mexica, la que tenía su propia revista, “Las insólitas, increíbles e inverosímiles aventuras de Gloria Trevi”, que estaba en la radio, en el cine y en la tele, al mismo tiempo, en su mejor momento, cayó presa junto a Sergio Andrade, su manager y pareja.

La demanda se originó en Chihuahua, y fue por abuso de menores. Un melodrama complicado. La corista y ex mujer de Andrade (en aquel entonces, poderoso productor) publica La gloria por el infierno mientras que los padres de otra de las coristas de Trevi, demandaron al clan por abuso, secuestro y violación de las chicas que trabajaban con ellos. Trevi, Andrade y otros de la crew (como la corista, Mary Boquitas) se fueron a Brasil, allí los detuvieron. Cuatro largos años y ocho meses, sin ser juzgada y sin sentencia, se pasó la Trevi metida en distintos penales. Cautiva en Brasil, tuvo un hijo, de Sergio, aunque ya estaban separados. Y, finalmente, extraditada a México, fue absuelta en 2004.

Libre, se volvió a soltar el pelo y, por su puesto, a la escena. Armó otra pareja, con la que también tuvo un hijo. Después de los partos, la Trevi queda divina, incluso hay otro episodio negro en la vida de la pareja maldita… Ambos, Trevi y Andrade, reconocen que antes del niño, tuvieron una hija, que murió 30 días después de nacida. La gran incógnita no fue la causa de la muerte, sino que nadie supo cuándo ni cómo Gloria se embarazó y tuvo al bebé en un periodo en que las cámaras, por lo menos en México, la enfocaban a diario y en detalle, pero nadie se enteró hasta que Andrade lo dijo en una entrevista. La corista despechada, que también tiene un hijo con Andrade, no tardó en acusar a Gloria de haber asesinado a la beba. El escándalo volvió a ocupar las primeras planas del espectáculo barato, pero no tuvo consecuencias penales para Trevi.
Hoy, la mujer que no oculta dato de su pasado, vuelve a arrasar, con 9 semanas al tope del Bilboard Latino y discos dorados ad hoc, con su jitazo, Me río de ti. Con la greña un poco más peinada, la diosa maleducada, malportada y mal mirada por los burócratas de siempre, cantó en el Palacio de Bellas Artes, lugar de culto de los hitos culturales mexicanos y se la pasa bailando, cantando, “logrando tanto sin ti”, como grita con su vozarrón certero. Y la adoran, la adoramos. Porque, al menos yo, elijo su melena suelta al gel; sus años presa a la libertad jerárquica del buen empleado; su vulgaridad a otras poses; su vejez a la eterna infancia; sus malas palabras a la tendencia de callarlas.

Tengan un domingo mágico y misterioso

In Bettie Page on 19 junio, 2011 at 0:01