Una publicación efímera, como todo

Contra natura

In Opinión, Política, por Claudio Scaletta on 26 junio, 2012 at 8:05

«La reforma tributaria es una de las tantas cuentas pendientes de la actual administración. No se entiende que un gobierno popular mantenga algunas exenciones en Ganancias que sería muy fácil eliminar, como lo es el remanido caso de la renta financiera o que mantenga privilegios de casta, como las exenciones de que gozan los poderes Judicial y Legislativo, que gozan de salarios que multiplican la media», plantea Claudio Scaletta en esta nota.

Leemos hoy:

«La alianza contra natura entre el bloque agromediático y el moyanismo refleja varios aspectos de la economía y la política local que merecen ser destacados. El primero es que al citado bloque cualquier colectivo, camión para el caso, lo deja bien. Su orfandad política es tan grande que no duda en aliarse con los sujetos que hasta ayer denostaba. Para la vieja oligarquía en general, y para las corporaciones en particular, el sindicalismo reivindicativo que representaba el moyanismo siempre fue la vereda de enfrente. Sin embargo, si de intentar dañar al actual modelo económico se trata, no duda en tragarse su odio de clase y ensayar la palmadita y la sonrisita cómplices. Finalmente, algunas cosas se usan y se tiran, patético lugar para una porción del movimiento obrero que, en su momento, enfrentó la oleada neoliberal a la que adhirieron muchos de sus compañeros. Triste destino de borrar con el codo lo trabajosamente escrito durante los noventa.

(…)

A nadie le gusta pagar impuestos, aunque finalmente sea el costo de vivir en sociedad. Sin embargo, a pesar de las limitaciones sistémicas, si se pagan muchos impuestos es porque se tienen muchos ingresos.

(…)

La reforma tributaria es una de las tantas cuentas pendientes de la actual administración. No se entiende que un gobierno popular mantenga algunas exenciones en Ganancias que sería muy fácil eliminar, como lo es el remanido caso de la renta financiera o que mantenga privilegios de casta, como las exenciones de que gozan los poderes Judicial y Legislativo, que gozan de salarios que multiplican la media. Menos válido parece el argumento que sostiene que el salario no puede ser considerado ganancia, una simple deformación semántica, pues ambos son ingresos, que es lo que grava Ganancias con una alícuota proporcionalmente creciente, lo que lo transforma en un impuesto progresivo por antonomasia. Es esperable que, en la dirección en que avanza, el gobierno de CFK corrija las inequidades y mantenga la progresividad. Pero si alguien cree que esto es lo que defiende la movilización conjunta que impulsa el próximo miércoles el moyanismo junto al bloque agromediático, se equivoca de cabo a rabo».

(Leer completa la nota de Claudio Scaletta haciendo click acá)

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: