Una publicación efímera, como todo

Vivir la vida sobre 18 ruedas

In Comentarios, Libros on 27 febrero, 2013 at 9:00
"Transportes González e Hija S.A." una novela atrapante de fácil lectura.

«Transportes González e Hija S.A.» una novela atrapante de fácil lectura.

«Transportes González e Hija S.A.», de María Amparo Escandón. Novela. 355 pgs. Océano Editorial. ($20,ºº)

Guillermo Caballero, de Macao, me miró extrañado cuando le pedí este libro para comentarlo. Es lógico: «Transportes González e Hija S.A.» tiene una tapa un tanto kitsch. Lo que él no sabía era que yo había estado leyéndolo mientras lo esperaba. Y ya no pude dejar este libro hasta terminar su última página.

Al penal correccional de mujeres de Mexicali ingresa una joven taciturna y bella. Nadie consigue que confiese el porqué se encuentra tras las rejas en una prisión mexicana, siendo como es una ciudadana estadounidense. Nadie consigue arrebatarle una confesión de su crimen. Para colmo la joven, llamada Libertad, es educada y atenta con las demás internas. Pero de su vida personal no habla. El misterio crece dentro de la prisión hasta convertirse en una pesada nube que rodea a Libertad a donde vaya dentro de los muros. Lo que nadie entiende es que si Libertad no habla de su falta no es porque no quiera: no puede.

Pero un día, Libertad pide permiso para organizar un Club de Lectura en la olvidada biblioteca de la cárcel. Se lo conceden y ahí, cual una moderna Shéhérazade, Libertad comienza a contar su historia mientras finge leer alguno de los destartalados libros de la prisión. A todas aclara que es sólo una ficción lo que está contando, pero nadie se lo cree.

Así, nos enteramos que Libertad –o la protagonista de la historia para ser precisos- nació en las carreteras del país del Norte, que la crió su padre desde que era un bebé de meses, que jamás fue a una escuela ni tuvo otra casa que el camión de su padre, ex profesor universitario ahora devenido en camionero.

¿Pero qué pasó con su madre? ¿Se fue, los abandonó, murió? ¿Cómo es que tiene una excelente educación y habla con fluidez tanto el español como el inglés? ¿Dónde aprendió tanto de literatura, de geografía, de historia?

Lo primero que nos enteramos es que el enorme camión (“Troque” en la jerga de los transportistas) donde viajan, viven, duermen y sueñan padre e hija lleva unos enormes letreros en sus puertas con la inscripción de “Trasportes González e Hija S.A.” y que el S.A. significa “Sentenciados al Anonimato”. Es que el padre, y ahora también la niña, están huyendo. De qué y de quiénes nos enteraremos de a poco, al igual que las reclusas, que esperan con ansiedad cada miércoles para saber cómo sigue esta novela en capítulos que están escuchando.

Con un acertado manejo del suspenso y en un lenguaje sencillo, la escritora mexicana María Amparo Escandón sabe dotar a su trama de suficientes complicaciones para mantener al lector atrapado hasta el final. “Transportes González…”  posee un ritmo emparentado a las mejores telenovelas y logra precisos retratos de la vida cotidiana en una prisión femenina, de la cotidianeidad de los camioneros en las rutas así como interesantes reflexiones sobre la relación padre-hija cuando no existe el vínculo materno.

«Transportes González e Hija S.A.» es una buena novela que, mientras dure su lectura, nos hará olvidar de la televisión y de Facebook por un buen rato. (M.R.)

Auspicio Macao

  1. yo estoy leyendo una novela que si ud. la leyera, don ojo, se cae pa tras, como personaje de comiquita de los cincuenta. Se llama 22-11-63 y trata de viajes en el tiempo. Es de ese señor que escribe peliculas de terror, S.King.

    Me gusta

    • Ah, don Severo. Apenas salió esa novela del gran maestro salí a comprarla. No es de la que más me gustó, debo decirle, pero desde entonces ando buscando un puerta del tiempo por todos lados, así que tan mala no debe ser. Saludos!!!

      Me gusta

  2. yo la compre por que dicen que aparecen personajes de una de un mostruo con cara de payaso de maldona. Extraño a esos pebetes, los llevo en el alma, no se si no fui alguno de ellos. Por otro lado yo me fabrique una puerta al otro lado, see. Y a veces tengo como el profesor de literatura, miedo de quedarme de allà. 170 pesos! esunescándalo.

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: