Una publicación efímera, como todo

Elecciones en la UNC: Francisco «Pancho» Tamarit festeja su triunfo

In Opinión, por Emiliano Álvarez on 24 marzo, 2013 at 6:21
Francisco Tamarit, nuevo Rector electo en la Universidad Nacional de Córdoba. (foto Marcelo Cáceres (h).

Francisco Tamarit, nuevo Rector electo en la Universidad Nacional de Córdoba. (foto Marcelo Cáceres (h).

por Emiliano Álvarez

Terminaron las elecciones  a rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y ganó Francisco Tamarit, un hombre que es parte de la construcción que se desarrolló desde una identidad bastante difusa  que circulaba entre el ala universitaria del radicalismo,  la Franja Morada,  y los seguidores de Hebe Goldenhersch, la vieja y respetada dirigente del PC universitario que falleciera hace muy pocos meses. Esta dirigente era quienes todos los militantes universitarios reconocían como la verdadera y auténtica líder de la alianza que entronizó a Carolina Scotto como Rectora y fue articulando con la sociedad franjista una ambigua adhesión a la conducción política nacional de Cristina Fernández de Kirchner .

La sociedad con los franjistas surtió el efecto de una ralentización creciente de las cuidadas palabras de la rectora Scotto, que nunca cumplió su promesa de la elección directa en la UNC. El mecanismo de elección indirecta con representantes de cada claustro, criticado fuertemente por los sectores que vienen gobernando la universidad de Córdoba desde hace seis años y que ahora se prolongarán por otros tres más , aún tienen pendiente esa deuda, prometida y gesticulada hasta el infinito por el “academicismo” scottista. Este mecanismo que  terminó usufructuando el mismo flamante Rector con  las mismas maniobras “rosqueras” tan criticada  por su sector político.

Hay un nuevo Rector en la Universidad más vieja de la Argentina, pero no hay atisbos de cambios de verdad en las decisiones democráticas que tienen como abanderada en todo el país a la Presidenta Cristina. Aún se mantienen los mecanismos de elección indirecta del Rector y esta vez le dieron el triunfo a la versión encabezada por Tamarit, y bien pudieron haber dado el triunfo a Alfredo Blanco , el viejo socio de la agrupación de Tamarit. Otro Francisco sube al poder  en estos días, pero no solo se asemejan  sus nombres sino también sus prácticas, un grupo de individuos eligen al rector de toda la UNC, muy parecido al cenáculo de los obispos a la búsqueda de un nuevo Papa.

Los festejos de Tamarit , suenan acotados ,como un bombo acolchonado, la resolución de su triunfo no fue consecuencia de un debate de ideas o discusión profunda de los alineamientos dentro de las estructuras de poder de la República, sino una sesión más de acuerdos refrendados por oscuras negociaciones denunciadas por varios, como una cruda circulación de favores  de todo tipo incluso hasta el punto de hablar de “compra” de votos .

La esperanza es que estos nuevos tiempos que ahora están constituidos con un engarce peronista, no ya radicales, traiga consigo una profunda reforma  para que de una vez por todas se democratice la elección del Rector de la Universidad de Córdoba.

Otra arista de esta  elección abarca a los otros actores mayores que se preparan para la gran contienda de octubre. Aquí estaba en juego también la continuidad o no de la línea editorial de los servicios de los SRT, con dos canales de TV y dos radios , con presencia importante entre la audiencia política cordobesa .Si hubiese ganado el radical Blanco , era muy probable que estos medios fueran acordados con el gobernador De la Sota, impidiendo que haya una voz disidente en la provincia, y el kirchnerismo prácticamente hubiese quedado silenciado. En esto el triunfo de Tamarit garantiza que las cosas en los SRT sigan como están, casi como la única  “vocería” propia del kirchnerismo cordobés.

Pero la derrota del radicalismo universitario también es una derrota importante para el actual gobernador, porque se debe leer que sus propias fuerzas como son Gustavo Irico (decano de Ciencias Médicas) y una parte de los seguidores de Yanzi Ferreyra (Derecho) terminaron acordando con Tamarit, lo cual pone en serio riesgo su imperiosa necesidad de alinear a todo el pejotismo cordobés.

Este panorama debe haber hecho saltar todas las alarmas en el edificio del Panal y en la capital del “Imperio cordobés”, Río Cuarto, morada del gobernador. Es muy malo para él y para el cordobesismo que se inicie el año con una derrota de sus aliados y sus propias fuerzas comiencen con el consabido atomismo conocido dentro del peronismo, acostumbrado a detectar el “olor a cala” de los que se van.

En definitiva, este es un triunfo que es más importante para festejar fuera que dentro de los muros de la vieja y legendaria Universidad de Córdoba.

  1. Señor Tamarit: Me dirijo a usted para ver si me puede dar una audiencia lo mas rapido posible.Ya que yo trabajo en una playa de estacionamiento de la ciudad UNC y me quieren despedir sin ninguna razon ni causa.Yo vivo de eso mi nombre es Walter Duartez. Ya que las ordenes vienen de arriba.Desde ya muchas gracias

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: