Una publicación efímera, como todo

El helicóptero del Gallego

In Opinión, por Emiliano Álvarez on 3 abril, 2013 at 9:00

por Emiliano Álvarez

El helicóptero ha vuelto a pasar sobre el cielo de Córdoba, no va a ningún incendio, no va a ningún suceso criminal. Solo pasa una y otra vez sobre las cabezas de los cordobeses, con su reflector inquiriente y su parafernalia de guerra, no busca nada, no acude a ningún lugar , ¿cuál será su verdadero objetivo?

¿La respuesta habrá que buscarla en los miedos del actual inquilino del Panal? ¿Es posible que este hombre que luego de mucho esfuerzo lograra alcanzar el poder provincial y se entronizara en dos períodos de gobierno, continuado por su Delfín en su tercero y ya transitando el poder actual, acaso tenga miedo? Es posible que sí, sobre todo si miramos la historia de algunos gobernadores que luego de prolongados períodos de gobierno,  no supieron o no pudieron darle continuidad a sus mandatos finales.

Este gobernador, se lanzó en el otoño de su vida, a la búsqueda de la recuperación de su protagonismo político local, pero fundamentalmente aspirando a la Casa Rosada. Su búsqueda  tiene  dos premisas fundamentales: su convencimiento del agotamiento económico y político del proceso iniciado en 2003 por el matrimonio Kirchner y la confluencia inexorable de los sectores de derecha del país en su figura personal como garantía ideológica y ejecutiva de la restauración neoliberal.

En los primeros pasos buscando el gobierno provincial, avanzó  con la letanía de no querer pelear por pelear, y logró cautivar a varios, corporizando nuevamente aquel gallego hábil de todos los tiempos capaz de mentir con tanta certeza, que ni aún aquellos que sufrieron sus manejos lograron desbrozar esas palabras que como tentáculos arteros envolvieron de nuevo.  Hasta los operadores nacionales kirchneristas evitaron atacarlo en sus sostenes locales, creyendo de ese modo impedir que el gobernador fuese el retumbante Luis Juez, convencidos que esos coqueteos darían la vicegobernacion y legisladores al FPV, pero De la Sota se salió de nuevo con la suya, impuso su lista e impidió que surgiera una opción que pusiera en peligro su avance.

Su impulso festivo quedo colgando de un hilo, a la semana ante el triunfo cristinista en las PASO. Recibió un golpe duro, pero sus reflejos rápidos bajaron su lista y pareció que se recomponía su imagen y su poder.

El 2012 transcurrió entre silbidos y anuncios altisonantes. Las denuncias de sordos oídos y de soberbias posturas, acompasaron encuentros fugaces con gobernadores dubitativos que solo dejaron imágenes sonrientes de promesas futuras.

Este 2013, encontró al gobernador como un adelantado en las lides electorales, lanzándose al ruedo bloqueando antenas digitales, pensando quizás que logrando las mieles de aquellos que aseguran que las consabidas torres de electrónica talla, solo emiten pasquines y panfletos remedos de autoritarios recuerdos. Este ataque temprano no logró sin embargo cautivar adhesiones, simplemente se quedó en la justicia y el creciente rencor de intendentes y viejos amigos que reprocharon su impúdica censura.

Este trajinar zigzagueante y confuso, activó los viejos sentidos de prevención peronistas, distintos referentes y viejos caudillos, comenzaron a reunirse en múltiples fogones, casi todos con ambiciones urgentes, todos ellos conocedores de su talla y conocedores del peronismo desempolvaron las máximas, que siempre allí están, del viejo general. En esos fogones de comienzos de año electoral, se oyó  la consabida frase “a los amigos se los acompaña siempre, pero solo hasta la puerta del cementerio…”. Caciques de distintas fracciones se mostraron decididos a lanzarse solitos al ruedo electoral, dejando señales que ya están en condiciones de negociar sus espacios sin la protección del ciudadano que mora en Río IV.

Los últimos días de marzo trajeron nuevos sinsabores. La elección del Rector de la Universidad más vieja de Argentina, la UNC,  dio por resultado un contundente triunfo  de la fracción kirchnerista de la casa donde nació la Reforma. Esto que haya ganado el  sector más afín a la Casa Rosada , no indicaría mayor dato , si no fuese que los votos alcanzados por el Decano del FAMAF, fueron colectados en alianza directa con los viejos amigos de De la Sota. Esta vez ganó la continuidad del proceso iniciado por la ex Rectora Carolina Scotto, pero con sus principales aliados anclados en el seno delasotista universitario; basta recordar la sonrisa efímera del gobernador abrazado al decano Gustavo Iricco en acto de pretendida humillación a Carolina Scotto, en la sala mayor de la Facultad de Medicina.

La semana Santa, que trajo tupidos contingentes a la Docta, entusiasmando a hoteleros y negocios gastronómicos, que aprovechando “la volada” del encumbramiento del Jesuita Papa Francisco, pusieron las Estancias Jesuíticas  al tope de la oferta turística de estas minivacaciones . Parece que esto también entusiasmó a De la Sota para usar como trampolín a los medios y con el largo bloqueo a supermercados de los camioneros de su aliado Hugo Moyano, soñó con agudizar las contradicciones en los trabajadores, complicando a Cristina y consiguiendo pantalla en todo el país. Sin embargo el “gobernador en funciones” Dr. González , tuvo que volver sobre sus pasos y pedirle al Ministerio de Trabajo que declare la conciliación obligatoria, pese a que  había sostenido desde el principio del conflicto, que “no es una cuestión provincial sino de competencia del Ministerio de Trabajo de la Nación”. Ya no podían sostener las contradicciones entre sus propios aliados del comercio local que en creciente alarido exigieron que se acabe con ese conflicto que perjudicó más a los mercaderes cordobeses que a los grupos extranjeros, controladores de las mayores superficies de venta.

Estaba previsto que Presidiera el acto Homenaje a los combatientes en Oliva, decidió suspenderlo. ¿En el día de Malvinas no quiso encontrarse con mucha gente ?

Abril comenzó con pertinaz lluvia, que anegó Buenos Aires, gobernada por su vacacionante amigo Macri , con su saludo Twittero al gobernador Peralta (ganador del PJ en Santa Cruz) y con su fugaz paso en la mojada plaza de la Intendencia cordobesa.

Sucesos pequeños, escasos para festejar en este primer trimestre.

En realidad han sido mayores la frustraciones a contabilizar. Pero todos los que lo conocen al “Gallego” saben que no es hombre de “amainar su plumaje al primer ruido”, todos saben que la presencia del helicóptero, en los cielos cordobeses, no prepara su salida por los techos, costumbre más bien surgida en la capillas donde medran las boinas blancas, sino que esos sordos ruidos que oír se dejan, de helicópteros bruñidos, de ojos que miran desde la altura, de ojos que buscan con frenética mirada oscura, traen presagios de otros cielos, de otros hombres pero de los mismos miedos.

  1. Acá está de nuevo, sobre barrio Las Palmas, da vueltas y vueltas con su reflector. Me recuerda a los golpes militares de mi vida y a los avioncitos girando para meter miedo y a los comunicados en la radio «Comunicado Nº unooo! Y a mis padres diciendo ¡otra vez las botas %$&Ç*+ ! y demás insultos no permitidos en este blog. Recordar que De La Sota fue Secretario de Gobierno de la Intendencia de Coronel en la intervención de Lacabane, tengo memoria de elefante, no me olvido de nada. Él tiene esos modos de soldadito de plomo del Liceo Militar.
    Vaya a saber lo que pasa por su cabecita de soldadito de plomo, nunca he podido entender a este tipo de hombres.
    Gracias Negro, buen artículo

    Me gusta

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: