Una publicación efímera, como todo

Lobbies financieros

In Opinión, por Alfredo Zaiat on 1 septiembre, 2013 at 20:53
"Quienes minimizan la capacidad de influencia del lobby financiero sobre gobiernos y jueces lo hacen por desconocimiento o porque son parte de ese mismo lobby" plantea Alfredo Zaiat en esta nota.

«Quienes minimizan la capacidad de influencia del lobby financiero sobre gobiernos y jueces lo hacen por desconocimiento o porque son parte de ese mismo lobby» plantea Alfredo Zaiat en esta nota.

Leemos hoy:

«La American Task Force Argentina es la entidad de lobby de los fondos buitre NML, de Paul Singer, y EM Ltd., de Keneth Dart. Invierten millones de dólares en campañas de desinformación en la prensa estadounidense, con ramificaciones en la Argentina, para influir en la opinión pública, en el Congreso estadounidense, en la Legislatura del Estado de Nueva York, en tribunales internacionales, como el de Ghana, y también en el de la ciudad que ampara a Wall Street. Uno de los mayores impactos de los buitres fue la retención indebida del buque de guerra ARA Fragata Libertad en el puerto de Tema, en Ghana, y lograr que un grupo de diputados argentinos propusiera una colecta para pagar la demanda para levantar el embargo del buque insignia de la Armada argentina con inmunidad soberana, protección ratificada por el Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar. El otro logro fue el fallo de la Corte del segundo distrito de Manhattan que reproduce, como lo hizo antes el juez de primera instancia Thomas Griesa, cada uno de los puntos reclamado por los fondos buitre, hasta la utilización de un lenguaje desmesurado en adjetivos despectivos hacia la Argentina, similares a los incorporados en comunicados de prensa y solicitadas de ATFA publicadas en los principales diarios de Estados Unidos.

La ATFA está acosando a la Argentina luego del éxito del primer canje de deuda en default, en 2005, que logró la aceptación del 76 por ciento de los acreedores, porcentaje que se elevó al 92,4 por ciento con el segundo trueque de papeles, en 2010. Esa organización está conducida por tres ex funcionarios de la administración Clinton.

(…)

Quienes minimizan la capacidad de influencia del lobby financiero sobre gobiernos y jueces lo hacen por desconocimiento o porque son parte de ese mismo lobby. El default y reestructuración de la deuda argentina es un caso lo suficientemente visible de ese tipo de intervención. En general, ese circuito de dinero sería categorizado como un tipo de corrupción en países periféricos; mientras que en Estados Unidos está legalizado bajo la figura del lobby.

Un reciente libro, Los lobbies financieros. Tentáculos del poder, de Juan Hernández Vigueras (Le Monde Diplomatique, Capital intelectual), desarrolla el inmenso poder de influencia de esos grupos sobre los gobiernos e instituciones internacionales más poderosas. Si tienen éxito ante ellos, como lo muestra el recorrido de la crisis internacional, la misión default argentino no es un desafío que los pueda intranquilizar.

(…)

No hay que ser muy perspicaz para descubrir la acción de lobby desplegada en los grandes medios por financistas-economistas a favor de los fondos buitre. Los más audaces dicen que hay que pagar; los más sutiles afirman que todo lo que hizo el gobierno argentino estuvo mal. Son los mismos que postulan la opción de reiniciar el ciclo de endeudamiento en el mercado financiero internacional, con elevadas comisiones para los bancos colocadores de los bonos.

(…)

El lobby es una de las herramientas de bancos y fondos financieros (buitres) para aplicar una constante presión política sobre gobiernos, defendiendo un sistema inestable y de concentración de ingresos, que los beneficia. Vigueras precisa que “se constituyen con el fin de ejercer influencia sobre los representantes legítimos de la política, principalmente del Poder Legislativo y del Ejecutivo, aunque del análisis de la realidad podemos deducir que también se ejerce sobre el Poder Judicial”. Esto último ha quedado en evidencia con el fallo de Griesa y ratificado por la Cámara de Apelaciones de Nueva York, meca del capitalismo financiero».

(Leer completa la nota de Alfredo Zaiat haciendo click acá)

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: