Una publicación efímera, como todo

De nobles y villanos, del ego al compromiso

In Opinión, por Jorge Felippa on 30 septiembre, 2013 at 19:04

Wakolda-póster-def-e1373149620927

por Jorge Felippa

Lunes: El mundo conmemoró el 40 aniversario de la muerte del poeta chileno, Pablo Neruda. El premio Nobel de literatura en 1971 murió al parecer de cáncer de próstata, dos semanas después del golpe de Estado que derrocó al presidente Salvador Allende.

El asesinato de García Lorca en Granada el verano de 1936, al comienzo de la guerra, lo afectó tanto que en sus memorias confiesa: «..la guerra de España, que cambió mi poesía, comenzó para mí con la desaparición de un poeta«. Al volver a Chile en 1939 ingresó en el Partido Comunista. Galardonado con el Premio Nacional de Literatura de Chile en 1945, el poeta se desempeñó como senador, cargo que le permitió denunciar las arbitrariedades del sistema y finalmente debió exiliarse en la Argentina.

En Confieso que he vivido, esa travesía a través de los Andes, suma páginas tan memorables como sus versos. Y los cordobeses tuvimos el privilegio de recibirlo en Villa del Totoral en la vivienda que pertenecía, en ese entonces, al doctor Rodolfo Aráoz Alfaro. También allí había vivido su exilio el español Rafael Alberti. Durante su estadía en la Villa entre los años 1955 y 1957, Neruda escribió Oda a las tormentas de Córdoba, (entre sus versos nombra a Totoral); Oda al albañil tranquilo (dedicado a Victorio Zedda, habitante de la Villa); Oda a la pantera negra y Oda a la mariposa.

Cuando se produce el derrocamiento y muerte de Allende, pocos días después, el 23, fallece el poeta. Por las causas de su muerte se abrió una investigación a mediados de 2011, a raíz de una querella presentada por el Partido Comunista, tras conocerse las declaraciones de su chofer y amigo Manuel Araya. Este, sostiene que el autor de Crepusculario murió a causa de una inyección que recibió pocas horas antes. Los testimonios y documentos de la época confirman que Neruda recibió esa inyección, aunque supuestamente se trató de un calmante. El poeta, aquejado de un cáncer de próstata, tenía previsto partir al día siguiente al exilio en México. Manuel Araya se siente satisfecho de que a 40 años de la muerte del poeta «por fin se sepa la verdad de lo ocurrido», y subraya con pasión que Neruda fue asesinado. Más temprano que tarde, sabremos la verdad.

Martes: No hay modo de no sentir alivio, y una mínima alegría: el cura Grassi pasó su primera noche en prisión. Después de once largos años de proceso judicial, el cura Julio César Grassi esperará tras las rejas la resolución definitiva del caso que, tal como adelantó su defensa, será apelado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Morón –el mismo que en 2009 lo condenó a 15 años de prisión, aunque con otros jueces– resolvió que el sacerdote vaya preso a una cárcel común. La decisión se tomó luego de los fallos de la semana pasada de la Corte bonaerense y Casación. Por su condición de clérigo, y por la cercanía a la Diócesis de Morón a la que pertenece, el condenado por dos hechos de abuso sexual y corrupción de menores fue enviado a la Unidad 39 de Ituzaingó, donde pasó su primera noche. Pero luego fue enviado a la Unidad 41, de máxima seguridad del complejo penal de Campana. El cura llegó “asustado” –según describieron otros internos–. El Tribunal de Morón admitió la movida a propuesta del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que se basó en dos elementos: la pena de Grassi es alta, por lo que no corresponde que esté en un penal de media seguridad y, en segundo lugar, porque en el 41 de Campana hay un pabellón en el que correrá menos peligro.

La “preocupación” del obispado de Morón por la situación del sacerdote se tradujo apenas en una tibia sanción disciplinaria que le prohíbe al cura “el ejercicio público del ministerio sacerdotal”. En definitiva, a pesar de que la causa ya atravesó tres instancias y que prácticamente no quedan posibilidades de revertir el fallo condenatorio contra el cura acusado de pedofilia, el obispado de Morón sigue sin confiar en la Justicia. La disposición es la mínima que se puede adoptar y, más que una sanción, parece destinada a proteger al cura y a intentar disminuir el daño a la imagen de la Iglesia, seriamente perjudicada por la inacción en muchos casos de pedofilia comprobados en diversas partes del mundo. Hipocresía que no hace más que desmoralizar a los católicos, y a la sociedad toda.

Miércoles: Hermes Binner se refirió a la migración que formó los barrios marginales de Rosario y desató la polémica. “Vienen de otras provincias, vienen aquí permanentemente paraguayos y bolivianos, ¿no?, pero básicamente son de las provincias argentinas. Acá hay barrios enteros de chaqueños, tenemos cuatro barrios extraordinariamente grandes enteramente de tobas, que vienen corridos porque la soja los desplazó de su terreno. Y ésa no es una política que se pueda solucionar desde Rosario, hay que solucionarlo desde Buenos Aires”, afirmó el presidente del Partido Socialista y candidato a diputado por el Frente Progresista.

Este “socialista a la violeta” recogió repudios de todo los colores. Los diputados kirchneristas dijeron que “Binner reinstala un discurso de tinte xenófobo al que ya apeló en otras ocasiones, olvidando que buena parte del desarrollo de la ciudad que le tocó gobernar fue posible en gran medida por el enorme esfuerzo laboral de esos a los que ahora estigmatiza. Se olvida que sus ancestros europeos también fueron tratados así por los sectores oligárquicos y conservadores cuando llegaron a la Argentina«.

Octavio Crivaro, candidato a diputado nacional por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), respondió que «responsabilizar a los trabajadores inmigrantes y de otras provincias es una actitud hipócrita. Binner es responsable de General Motors y Cargill tengan todo tipo de beneficios impositivos, mientras miles de trabajadores, no cuentan siquiera con los derechos elementales».

Muchos otros amenazaron con denunciarlo al INADI. Entonces se hizo el arrepentido, tuvo que pedir disculpas y se iluminó: “Son seres humanos”, dijo.

Jueves: Arrancó el martes y se extendió hasta el sábado en el Cabildo y la Plaza San Martín, el Mercado de Arte Córdoba / Eggo 2013. Hice un par de recorridas-primero solo, luego acompañado de un artista plástico amigo- para saber de qué se trataba esta iniciativa que reúne artistas, galeristas, estudiantes, coleccionistas y gente recorriendo stands. La primera impresión para un neófito como este escribidor, es la diversidad de estilos, formatos, mecanismos y recursos expresivos a los que recurren los artistas. Diversidad que asombra, deslumbra a veces y en otras, francamente desconcierta.

Demian Oroz escribió en La Voz del Interior que “Desde cierta perspectiva purista, una feria puede ser vista como el sitio donde el mercado se disfraza de evento social y filantrópico, combinando la trivialidad y el marketing con la búsqueda del sentido de la vida, la denuncia o la conmoción estética que pueden producir las obras de arte. El problema es que esa visión idealista no permite entender que una feria de galerías es el punto de encuentro para que diversos actores del sistema artístico se potencien mutuamente y logren vincularse con públicos no habituados. La verdad es que, si uno mira con atención, además de arte se ve gente trabajando. Mucha.

Desconozco si mi mirada es “purista”, pero sin que suene a juego de palabras, encontré más trivialidad y marketing que búsqueda de sentido de la vida, denuncia o conmoción ante una obra de arte. ¿Un signo de época? Quizás. Advertí como signo distintivo, que una mayoría de artistas privilegia su diálogo con el material físico al que transforma. El espectador no aparece como sentido final de un acto artístico comunicacional y/o conmocionante. Y si no hay diálogo entre obra y público, ¿como se crea y fomenta un mercado que según señala Oroz, “hoy no existe o es apenas fantasmal”? Pero está bueno que esto ocurra. Es un evento que invita a descubrir, a preguntar y por lo tanto, a dejar algunos prejuicios de lado.

Viernes: El cine argentino está atravesando una de sus épocas más productivas y fructíferas. Y como en otros aspectos de la realidad, los medios opositores al gobierno, ocultan, deforman o ningunean. El fin de semana pasado, tres de las cinco películas más vistas en todo el país, son argentinas.

En primer lugar, Séptimo, protagonizada por Ricardo Darín, encabezó por tercera semana consecutiva la asistencia a salas de cine. Darín se ha convertido en un actor “fetiche” que parece convertir en oro todo lo que actúa. Lo mismo ocurre con Guillermo Francella, protagonista de Corazón de León que quedó tercera. Juan José Campanella que lo reunió a ambos en El secreto de sus ojos, con su Metegol ha metido más de dos millones de espectadores en nueve semanas de exhibición.

Los argentinos hemos vuelto a mirar cine argentino y eso, ¿a quien puede molestarle? A los cipayos de siempre. Y a los admiradores de los nazi fascistas argentinos, les debió caer como una patada en el traste la elección de Wakolda, la nueva obra de Lucía Puenzo -que debutó en el quinto lugar, vista por casi 60.000 personas-, por los miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para representar al cine nacional en la competencia por una precandidatura al Oscar al Mejor Film Extranjero 2014. La votación se realizó sobre ¡143 películas! que fueron estrenadas entre el 1º de octubre de 2012 hasta el 30 de septiembre de este año.

Protagonizada por Natalia Oreiro, Diego Peretti, (otro actor “fetiche”) el español Alex Brendemühl y la pequeña y talentosa Florencia Bado, Wakolda ya está despertando debate porque trata, en clave de ficción, sobre el criminal nazi Josef Mengele, que se fuga a la Argentina y se esconde en Bariloche camuflado y, poco a poco, intenta seducir a una familia argentina, especialmente a Lilith, la hija de doce años del matrimonio, que tiene otros dos hijos (y la mujer está embarazada de mellizos. Se trata de un film que combina la realidad histórica con la ficción: “Es real que Mengele estuvo muchos años en Buenos Aires, que se escapó cuando el Mossad llegó a buscar a Adolf Eichmann, y que reapareció en Paraguay”, dice su directora. Y agregó: “Creo que está bien que esa polémica se genere. Yo siempre recalco que no fue sólo Argentina el país que abrió sus puertas a los nazis, porque es importante también decir que fue toda Latinoamérica y los Estados Unidos. Fueron hombres que entraron a estos países con pasaportes expedidos por el Vaticano, por la Cruz Roja y había una organización preparada para evaporarlos. Entonces, es un tema muy complejo que genera todo tipo de cimbronazos y está bueno que ese debate se genere”. Ya se imaginarán ustedes quienes pondrán sus barbas en remojo y de donde vendrán los ninguneos.

Sábado: La situación en la localidad de Malvinas Argentinas, cada día suma algún elemento de que le agrega más explosividad. Desde que se conoció la autorización gubernamental para la instalación de una planta de de semillas de Monsanto, la resistencia de una buena parte de los habitantes de la localidad ha ido creciendo. Y desde el miércoles 18 de septiembre, se realiza un acampe que impide el ingreso a los terrenos de la planta. Allí están apostados los integrantes de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, Madres de Barrio Ituzaingó Anexo, autoconvocados y otras organizaciones sociales. El ambiente se recalentó y mucho con la presencia de lo que Luciana Echeverría, referente del MST calificó “una patota de la UOCRA. Lo de ayer fue una tercerización de la represión, tratando de mostrar que hay enfrentamientos con otros sectores de trabajadores. Siempre hubo buen diálogo con los trabajadores y lo de ayer fue la patota de la UOCRA más que nada«, señaló la candidata de la agrupación de izquierda. Ese acto intimidatorio fue acompañado con una presencia llamativamente pasiva de numerosos efectivos de la guardia de infantería, del ETER y una significativa presencia de policías mujeres.

Por otra parte, el Centro de Bioética de la Universidad Católica de Córdoba (UCC)  llamó a respetar la consulta popular y «no subestimar la resistencia social. Los pobladores de Malvinas no quieren una planta de Monsanto, tienen sus razones y quieren ser consultados», destaca el escrito difundido.

La tensión sigue en aumento y desde el gobierno provincial y el municipio de Malvinas Argentinas, miran para otro lado o descalifican a los manifestantes. La temporada de incendios sigue tan viva como dos semanas atrás. ¿Cuándo llegará a Malvinas Argentinas?

Macao anuncio

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: