Una publicación efímera, como todo

La Pata de la Tuerta: Un domingo a la noche lleno de euforia y color

In Crónicas, por Patricio Pérez on 2 octubre, 2013 at 16:47
La presentación del último DVDde la Pata de la Tuerta fue una verdadera fiesta de música y color (foto Morgana)

La presentación del último DVD de la Pata de la Tuerta fue una verdadera fiesta de música y color (foto Morgana)

por Patricio Pérez

Uno podría definirlos a la ligera como música del mundo. Pero sólo a la ligera. Eugene Hütz, uno de los popes del género, suele decir que «la expresión ‘música del mundo’ es nociva, débil, descerebrada«. Es un apodo moroso para esa música que despierta tanto nuestra sensibilidad como nuestra energía. Esa música que escuchamos en la calle, manifestación del espíritu de un pueblo cualquiera. ¿Qué sería «el mundo”? ¿Quién estaría afuera del mundo, quién estaría dentro? ¿Qué divide a estos dos mundos?

Sea como sea, vemos cada vez más que la música une en vez de dividir. Que la vieja oposición «pueblo/élite» se está desdibujando al son de los prejuicios que se van aboliendo. Y aunque falta un trecho, podemos ver que este camino no avanza a otra cosa que a la aceptación del otro, su reconocimiento como nuestro igual. A la vez que se vuelve inevitable señalar una vez más cuán artificiales son las fronteras.

Este mensaje, a duras penas transmitido por la palabra, se vuelve cabal con la música. Ella provoca una hermandad tan tangible, tan real, tan sincera, que sería necio pasarla por alto.

Esto es lo que sentí  en este sencillo pero explosivo encuentro del domingo pasado por la noche. El auditorio de Radio Nacional fue una fiesta donde se festejaba de igual a igual, todos entregados a la misma clase de energía. Ni los chicos de La Pata de la Tuerta ni yo, ni creo que nadie que haya estado presente, podría definirlo de otra forma: «¡Qué fiesta se mandaron!». Un domingo a la noche lleno de euforia y color. Tres horas de puro delirio colectivo. «Colectivo» es la palabra: nadie quedó afuera.

Nos recibió un auditorio silencioso. No sabíamos qué esperar del proyector enchufado (que mostraba ya el primer fotograma del DVD que acaba de salir: un mapamundi esbozado en amarillo), mientras la audiencia iba tomando forma en las butacas. Por las dudas, para no perderme nada, me senté adelante. Empecé a tomar nota mental de todo lo que sucedía alrededor, como el oficio obliga: el aire estaba lleno de expectación. Pero las dudas se disiparon cuando la imagen comenzó a correr.

Y qué se veía ahí sino otra fiesta. La presentación de La Pata de la Tuerta en Studio Theater en octubre del año pasado empezaba como una chispa ardiente: entraban los vientos, la percusión, el Mati con el bombo enorme que tenía tanto de murga, de fiesta popular. Los chicos se presentaban solos, llegando por la misma puerta que el público. Anunciando que aquella noche iba a ser memorable. Contrariamente a lo que solemos ver, el arranque fue allá, abajo, en la pista: inmediatamente, los chicos mostraron lo suyo confundiéndose con la gente, borrando una vez más las fronteras que separan al músico del espectador. Qué mejor forma de enseñar que con el ejemplo, solía decir mi vieja.

«Que Pare el Que Tenga Frenos», el nuevo DVD que nos traen estos doce apóstoles de la música independiente: hora y pico de pura energía. Por supuesto, el auditorio de Radio Nacional no dio para menos: allí estábamos en su presentación, al principio cómodamente sentados y con sonido envolvente. Pero no se hicieron esperar los gritos de euforia. La gente cantaba los temas («olé, olé, olé, pata, pata!») confundiéndose, inevitablemente, con el público que desde la pantalla mostraba la misma euforia. Quién dudaría de que estos chicos son buenos haciendo lo suyo, y que además cosecharon, a lo largo de sus ya trece años de trayectoria, una «fanbase» de fierro. Agradecidos a su público, los hicieron vibrar. Fiesta garantizada desde el característico «vamo, vamo, vamo» del tecladista Pablo Giordano.

La banda estaba presentando su segundo DVD pero, confió el Manu a El Ojo con Dientes, se trataba de un DVD sui generis. Un proyecto ambicioso que se viene gestando desde esa noche en Studio Theatre en octubre pasado, en la que se armaron de una majestuosa estructura de siete cámaras. El DVD combina también el costado profesional de los músicos, con visitas íntimas al estudio en el cual nacían los temas de su tercer disco, «Espuma», en la calle desde el año pasado. Un DVD que no dudaría de calificar de completo, una joya para cualquier aficionado a la música cordobesa tan en alza, tan dinámica, y tan comprometida con su entorno.

El broche de oro fue una gran sorpresa. Se anticipó con una voz gruesa que anunció desde el micrófono que el lugar del show de esta noche no era Studio Theatre, sino el Auditorio Néstor C. Kirchner. Con el explosivo final del DVD (pogo y coreo al ritmo del tema «Guas ap?», el que los llevó a la fama) salieron en persona al escenario, Allí estaba La Pata de la Tuerta, con todo el agite que acabábamos de ver, pero ahora en vivo y en directo. La euforia se renovó. La gente ya renunció a su asiento, se sentía como si la noche acabara de empezar; la noche no paró más.

Arrancando con el clásico «Distraída», se armó un recorrido imparable a lo largo de todos los ambientes del Auditorio en los que, en caravana, La Pata nos guiaba con un ritmo furioso, festivo, alegre. Hubo guiños a los Beatles, guiños a Kusturica, al folklore argento…  cristalización de la música popular llevada allí, al Auditorio, en el que ya se habían armado el baile, el pogo, la murga. Otra vez los chicos vaciaron el escenario avanzando en fila india por entre las butacas blancas, para posicionarse en el medio del enorme salón. Desde allí, parados todos alrededor, los fieles más fieles bailaban, cantaban sus temas como en tribuna, seguían a la banda todos en malón. Un show nuevo que vale la pena haber visto.

La alegría no es sólo brasilera confirmaron los asistentes al show de La Pata de la Tuerta en Radio Nacional (foto Morgana)

«La alegría no es sólo brasilera» confirmaron los asistentes al show de La Pata de la Tuerta en Radio Nacional (foto Morgana)

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: