Una publicación efímera, como todo

Demasiada enfermedad

In Opinión, por Jorge Felippa on 14 octubre, 2013 at 16:36

viva el cuagulo

por Jorge Felippa

Lunes: La semana empezó complicada. Que los narco policías son muchos más de los que están presos, por ahora, es un dato que solamente la prensa subvencionada por el Gobierno provincial no quiere darse por enterada. La salud de la presidenta les vino de perillas para tirar la pelota afuera. Con sus agorerías y sospechas sin fundamento, dejaron en un segundo plano la amenaza “contante y sonante” contra el periodista Tomás Méndez. Según datos que él expuso públicamente, un colaborador suyo participó de un encuentro en Villa El Libertador donde se mencionó una oferta de 300 mil pesos para «darlo vuelta». O sea, “boletearlo”, literalmente sacarlo del medio.

Méndez ha reconocido que recibió apoyos personales de muchos colegas que trabajan en diversos medios. Por suerte, también el gremio de los trabajadores de prensa CISPREN manifestó que “repudia y se solidariza por las amenazas de muerte que recibió el compañero Tomás Méndez,  y exige a las autoridades del gobierno de la Provincia y a la Justicia una rápida investigación para esclarecer el grave hecho que pone en peligro la vida de un trabajador de prensa y de su equipo de producción.” Vamos a esperar sentados que los adalides de la Libertad de Expresión nucleados en ADEPA, manifiesten su repudio a esta amenaza recibida por un colega. Amigo lector, tome asiento, por favor.

Martes: Mientras el país (de las buenas personas) contenía el aliento hasta conocer el resultado satisfactorio de la operación a la que fue sometida la Presidenta, grupos minúsculos aupados por el multimedios clarinista pretenden instalar un clima de zozobra institucional atacando al vicepresidente Boudou. Cínicos, levantan sus deditos moralizantes “en nombre de la institucionalidad”, cuando para lo que trabajan minuto a minuto es para desestabilizar el gobierno que tuvo la osadía de enfrentarlos y dejarlos desnudos con sus intereses económicos y políticos al aire: añoran la dictadura militar y los dorados años ’90. Solo les faltó decir o escribir con las más absoluta “libertad de expresión”, como alguien ya lo señaló, eso que muchos piensan, desean y otros sin tapujos lo expresan: ¡Viva el cóagulo! Uno lee algunos comentarios de lectores que esa prensa independiente publica con regodeo, y quiere imaginar que detrás de esas expresiones atizadas por la rabia y el odio de clases, hay una persona con padres, hermanos, esposa, hijos, amigos. Que en esa persona aún hay rasgos de humanidad, sentimientos más benévolos, y me pregunto si la salud de Videla, Massera, Menéndez o Pinochet, en algún momento les inspiraron semejantes deseos y pulsiones de muerte.

A tantas almas sensibles habría que arrimarles algún tónico para la memoria. ¿O se empastillan para borrar los recuerdos de un pasado indecoroso?

Miércoles: La Higuera, una aldea perdida en la geografía de Bolivia que cuenta con apenas 50 habitantes, volvió a convertirse en estos días en centro de atracción turística porque allí fue asesinado el guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, hecho del cual hoy se cumple un nuevo aniversario.

Como cada año, el poblado campesino de casas miserables de adobe y paja se llena de turistas y peregrinos que recorren el último lugar de América que vio con vida al mítico guerrillero.

Hoy, casi medio siglo después, los habitantes de La Higuera han creado una especie de culto profano a su imagen, a quien consideran un santo y le ruegan por milagros, le ofrecen flores y le encienden velas. Muchos de los pobladores de La Higuera recuerdan aquel día de 1967, y algunos hasta cobran por contar la historia, pero todos son conscientes de que desde aquel 9 de octubre, nada volvió a ser igual en ese caserío al sudeste de Bolivia.

Cada año, uno se entera de nuevas anécdotas que no hacen más que alimentar el mito guevarista. Por ejemplo, recientemente se supo que el diccionario Larousse, conmemoró los 150 años de su fundador con una encuesta sobre los personajes que debía incluir y para sorpresa de los editores ganó el Che. Y en un libro que acaba de aparecer en Cuba, se hacen revelaciones sobre las muertes violentas de casi todos los que participaron en su asesinato y la posterior desaparición de su cadáver.

Jueves: A las 8,03 (hora argentina) la academia sueca otorgó el Premio Nobel de Literatura, a la escritora canadiense Alice Munro. Era una de las fijas entre los apostadores que todos los años lanzan nombres al ruedo. Muchas de ellos ignotos para los lectores de habla hispana.

Alice Munro reunía las condiciones adecuadas para alzarse, esta vez con absoluta justicia, con el galardón más codiciado del mundo literario. Una obra sólida, sobre todo en el arte mayor del cuento y los relatos, tiene 82 años y es mujer, un dato nada desdeñable pues hasta hoy, solo doce mujeres habían recibido el Nobel de Literatura. Como lo señala Silvina Friera en Página 12, “Lo inédito en la historia de este galardón es que en mayo pasado, la Academia confirmó a través de su cuenta de Twitter que había escogido cinco candidatos. Ni una palabra más. El japonés Haruki Murakami –según la benemérita casa de apuestas londinense Ladbrokes– es el favorito, algo que no impresiona a esta altura del partido porque su nombre viene sonando desde 2008. Para poner en remojo la alegría previa de los fanáticos del autor de Tokio Blues, al menos en los últimos años, nunca el preferido se alzó con el Nobel. En segundo lugar aparece la canadiense Alice Munro”.

Ya con el nombre puesto, suena más acertado todavía el comentario de la periodista porteña. La canadiense era una de las constantes favoritas de los apostadores. El último libro de Munro publicado por estas pampas (al que leímos con fruición que decanta en acidez) fue Demasiada felicidad, título mordaz si lo hay. Ella había dicho que este sería el último libro que escribiría. Ojala que el Nobel la haga desistir de esa amenaza.

Viernes: Otra vez la muerte de una jovencita nos llena de indignación. Cuando aún los medios sensacionalistas de la ciudad de Buenos Aires, tratan de hurgar y estrujar testigos en el caso de Ángeles Rawson, aparentemente muerta por el portero del edificio donde vivía, hoy se encontró el cadáver de Araceli Ramos, la joven de 19 años que fue vista por última vez el lunes 30 de septiembre pasado. Ella iba  a una entrevista laboral, que resultó su trampa mortal. Araceli Ramos era misionera, cursaba el último año del secundario y tenía algunos sueños, por ejemplo, conseguir un trabajo. Salió de su casa de Loma Hermosa y como siempre hacía, le dejó anotado a su mamá Griselda González –en un gesto de respeto y protección mutua casi inusual– la dirección adonde se dirigía: Puan al 3700, en Caseros. La dirección, en realidad, era una trampa.

A la noche no llegó y su mamá fue a buscarla. Se encontró con una casa deshabitada. La policía no quiso tomarle la denuncia. Una vez más, la policía infringió la primera regla en la desaparición de una mujer: las primeras horas son vitales y deben tomar la denuncia. Después, se supo que la dueña de la casa, de 80 años, también está desaparecida. Y entonces fue detenido un ex efectivo de la Prefectura que habría tenido comunicación con ella. Como en el caso de Ángeles, encontraron el cuerpo de Araceli en un basural.

Asistimos otra vez, ya asqueados, al espectáculo denigrante de los medios por transmitir minuto a minuto, el dolor y la impotencia de su madre, pidiendo a gritos, no solo que el presunto asesino “se pudra en la cárcel” sino también-otra vez- la pena de muerte. Escucharemos entonces que desde la mesa de la señora Mirtha Legrand o desde el living de Susana Giménez, se sumarán los corifeos que aprovechan las miserias y desgracias ajenas para indignarse por la “inseguridad”. Nunca los oiremos indignarse por los avisos que pese a estar prohibidos por ley, sigue publicando el diario Clarín y sus sucursales provinciales. ¿O ignoran acaso que ese es el modus operandi para reclutar chicas y sumergirlas en el infierno de la trata de personas?

Sábado: Murió en Cosquín el doctor Reynaldo Wisner, miembro de la primera Comisión de Folklore que dio origen al Festival de Folklore. Wisner junto con otros 12 compañeros formó la Comisión Municipal de Folclore con el objetivo de realizar un festival con músicos populares para recaudar fondos y brindarle a los coscoínos una razón para quedarse en su pueblo.

Medio siglo después, el escenario de la plaza Próspero Molina, y las calles adyacentes, son cercadas a la manera de un guetto para que los seguidores del grupo “La Renga” no dejen de pagar religiosamente su entrada. El viejo río Cosquín es testigo del acampe de multitudes juveniles bien distintas de las que llegan en Enero. Pocos se quejan: una decena de comercios que deben bajar sus persianas por seguridad u obligados por la organización. La misma que se llevó el nombre de Cosquín Rock al pueblo vecino, Santa María de Punilla.

En el otro anfiteatro mayor del Folclore, el de Jesús María, también vibra la fiebre rockera con los grupos más convocantes de las tribus urbanas. Allí también no solo van a escuchar la música que mueve sus cuerpos y sus mentes. Miles de esos jóvenes militan en organizaciones políticas y protagonizan diariamente las más enconadas luchas contra la destrucción del medio ambiente u otras tragedias argentinas que tardan en resolverse. Leemos que el líder de Catupecu Machu insultó a los organizadores del Festival de doma y folclore, por el sufrimiento que les infligen a los caballos.

Seguramente habrá recibido una ovación. También en Cosquín, la presencia de Rubén Patagonia, un 12 de Octubre, aparece como una reivindicación de los pueblos originarios.

Detrás de estas movidas “rockeras”, hay fuertes movidas empresarias y colores políticos enfrentados, que justo es decirlo, se entrecruzan sin pudor.

Y a pocos días de las elecciones, cada ciudad y cada gobernante, mueven sus fichas con lo que encuentran a mano: con la “monada” joven, ¿qué mejor que el rock para capturar voluntades?

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: