Una publicación efímera, como todo

Leopoldo Moreau: «No queremos una nueva derrota cultural a manos del neoliberalismo»

In Opinión, Política, por Leopoldo Moreau on 3 febrero, 2014 at 14:34
Desde su página en Facebook el dirigente radical Leopoldo Moreau realizó un preciso análisis sobre la actual coyuntura que vive el país.

Desde su página en Facebook el dirigente radical Leopoldo Moreau realizó un preciso análisis sobre la actual coyuntura que vive el país.

Leemos hoy:

«La Nación publica declaraciones de Domingo Cavallo con un titulo que dice textualmente : » La gente va a retirar pesos para comprar dólares «. ¿Es un pronóstico?.¿Se trata de un diagnóstico ?. ¿Es una expresión de deseos? ¿O sencillamente un fogoneo para que esto ocurra?. A la luz de la historia de Cavallo no hay duda que se trata de esto último.Todos recordamos ( y los radicales más que todos ) cuando Cavallo en 1989 salió a recorrer los centros financieros internacionales para impedir que le concedieran prestamos, en algunos casos ya otorgados ( el Banco Mundial, por ejemplo ) al gobierno de Raúl Alfonsín para que no pudiera recomponer las reservas del Banco Central y se acelerara la devaluación y la inflación. En ese terrorismo, preparatorio del golpe de estado económico, lo acompaño Guido Di Tella que en nombre del candidato triunfante, Carlos Menem , anunció que » el país necesitaba un dólar recontra alto» . También en aquel momento las cerealeras y acopiadores ( generalmente ligadas a ellas ) no liquidaban exportaciones . Uno se podría preguntar, ¿ Cuál es el interés de estos grupos de provocar tremendo caos ? Desde ya desgastar al gobierno de turno, desacreditar determinadas políticas y , por ende, defender mejor determinados intereses corporativos o de sector pero por sobretodas las cosas «escarmentar» al gobierno que viene y advertirle «con quién y para quién» tiene que gobernar.
Y, si creemos que este análisis peca de » conspirativo « lo único que tenemos que hacer es, simplemente, recordar que después del golpe de estado económico contra Alfonsín el gobierno de Menem nombró de Ministro de Economía a Miguel Ángel Roig y, posteriormente, a Néstor Rapanelli ambos altos directivos de la cerealera Bunge y Born. Por supuesto, completó su gobierno con los banqueros acreedores de la deuda externa que llevaron al país a las salvajes privatizaciones en su propio beneficio. ¿ Hace falta explicar algo mas ?.
Ahora bien. ¿ Esto significa que el gobierno de Alfonsín o este gobierno hicieron todo bien o no se equivocaron en determinadas decisiones ?. Obviamente NO. Pero los ataques especulativos no son contra los errores que cometieron sino contra los aciertos.
Alguien podrá decir, y con razón, que el contexto era diferente porque en el mandato de Alfonsín los precios de los productos primarios estaban por el suelo , el peso de la deuda externa era insoportable y las tasas de interés estaban altísimas. Precisamente, por esa razón el horizonte de hoy no es — o no debería ser — el mismo. El sector privado de la economía no esta endeudado, los precios de los productos primarios siguen siendo altos, el endeudamiento en moneda extranjera es notoriamente bajo y el sistema bancario tiene solidez . Entonces mas allá de desaciertos e impericias , que las hay , es evidente que estamos en una pulseado de » expectativas « . Si hay inflación algunos ( Cavallo no es el único ) buscan que haya hiperinflacion. Si hay problemas de precios no les alcanza y alientan el desabastecimiento . Quieren imponer su política pero, básicamente, pretenden una derrota cultural de los que creemos en políticas de inclusión y distribución de la riqueza. Alfonsín no era » populista « sino mas bien socialdemócrata . Tampoco su gobierno fue tildado de corrupto, sin embargo , lo empujaron a una inflación del mil por ciento y a una caída estrepitosa de los ingresos. Adelantandome a lo que alguien , seguramente , dirá hay que reconocer que un sector del justicialismo colaboró para crear ese escenario caótico. Excluyo al sector que representaba Antonio Cafiero que hacia oposición pero no destrucción. Precisamente allí reside el fenomenal desafío que tiene el radicalismo.¿Cómo separar la paja del trigo?¿Cómo diferenciarnos, en lo que debamos diferenciarnos, sin transformarnos en socios de los que fueron nuestro victimarios? Para afrontar esta tarea necesitamos tener memoria histórica, ideas claras, aportar propuestas, convicciones nacionales, populares, democráticas y progresistas muy firmes y profundas. Pero, sobretodo, coraje para decir —porque no queremos una nueva derrota cultural a manos del neoliberalismo — lo que está mal pero también sin especulación lo que se hizo bien. Raul Alfonsín no hubiera tenido miedo en hacerlo. Nosotros tampoco tenemos miedo.

Flyer verano

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: