Una publicación efímera, como todo

Máxima tensión entre Seúl y Pyongyang en la frontera marítima

In Internacionales, Noticias on 31 marzo, 2014 at 16:59
El intercambio de artillería en la línea fronteriza fue el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong provocando cuatro muertes, dos de ellos civiles. (foto Archivo)

El intercambio de artillería en la línea fronteriza fue el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong provocando cuatro muertes, dos de ellos civiles. (foto Archivo)

Internacionales, Seúl, 31 Mar (Télam).- Corea del Norte lanzó proyectiles que cayeron en aguas surcoreanas durante un ejercicio militar y las Fuerzas Armadas de Corea del Sur respondieron con disparos similares, en un nuevo episodio de tensión entre ambos países.

Tras anunciar el inicio de nuevos ejercicios con fuego real al norte de la frontera marítima que separa a ambos países, el Ejército Popular norcoreano lanzó unas 500 rondas de artillería, de las que aproximadamente 100 cayeron en el lado del Sur, aseguró el Ministerio de Defensa de Seúl.

Ante esta inusual acción, la Fuerza Naval surcoreana respondió inmediatamente con el lanzamiento de varias decenas de obuses autopropulsados howitzer K-9 hacia aguas del Norte, informó la agencia de noticias EFE.

Seúl también advirtió que el gobierno norcoreano desplegó unos 1.000 cañones de artillería y 70 aerodeslizadores a lo largo de su costa suroccidental.

Kim Min-seok, portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano, dijo en rueda de prensa que «las fuerzas de Corea del Sur y Estados Unidos aumentaron su nivel de vigilancia con mayores equipos militares en toda la nación, en preparación ante posibles provocaciones».

Y advirtió que «si Corea del Norte usa el fuego real como excusa para realizar provocaciones cerca de las islas y costas surcoreanas, el Sur responderá con firmeza», informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Seúl informó que los residentes de las islas de Baengnyeong y Yeongpyeong, situadas a menos de 20 kilómetros de las bases de artillería de Corea del Norte, fueron evacuados a refugios temporales.

El intercambio de artillería en la línea fronteriza fue el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong provocando cuatro muertes, dos de ellos civiles.

Los líderes del Gobierno y la oposición en Corea del Sur condenaron al régimen de Kim Jong-un tras el incidente de hoy, al que calificaron como «una provocación» de Pyongyang que pone en riesgo la paz en el noreste de Asia.

Por su parte, China, aliado histórico de Corea del Norte e importante socio comercial del Sur, instó a ambos gobiernos a «actuar con moderación, evitar medidas que puedan elevar la tensión y hacer esfuerzos conjuntos para mantener la paz y la estabilidad».

La frontera marítima es un punto conflictivo en el que ambos bandos libraron sangrientas batallas en 1999, 2002 y 2009.

Pyongyang no reconoce la Línea Limítrofe Norte (LLN) trazada por el Comando de las Naciones Unidas que lidera EEUU, al final de la Guerra de Corea de 1950-53, y exige que sea trazada de nuevo más al sur.

Esa disputada frontera del Mar Amarillo es una de las áreas más sensibles y conflictivas de la región y fue escenario en los últimos años de otros sucesos de diversa gravedad como el hundimiento del buque Cheonan en marzo de 2010, con 46 muertos, que Corea del Sur atribuye al Norte aunque nunca pudo ser probado de manera fehaciente.

En el caso de hoy, el intercambio de artillería elevó aún más la tensión en un ambiente ya caldeado por los ejercicios militares que Seúl y Washington realizan en territorio surcoreano desde fines de febrero hasta el 28 de abril y en los que participan 7.500 efectivos estadounidenses.

Corea del Norte respondió las pasadas semanas al Foal Eagle, que considera un «ensayo de invasión» a su país, con el lanzamiento al mar de decenas de proyectiles de corto alcance y dos de sus misiles Rodong de medio alcance que desataron una dura condena de la comunidad internacional.

Además, anunció ayer en un comunicado que «no descarta un nuevo tipo de prueba atómica para elevar la capacidad de disuasión nuclear» ante la «amenaza» que plantea EEUU.

Hoy el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, advirtió al Norte que tendrá que pagar un «alto precio» si lleva a cabo otro test nuclear, aunque Seúl cree que no existen signos en el país vecino que apunten a una acción de este tipo de forma inminente.

Corea del Sur, que cuenta con el apoyo militar de EEUU, permanece técnicamente enfrentada con el Norte desde la Guerra de Corea, finalizada con un armisticio que nunca se llegó a reemplazar por un tratado de paz definitivo.

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: