Una publicación efímera, como todo

Posts Tagged ‘Cine Club La Butaca’

Alex de la Iglesia: «Somos todos farsantes»

In Cine, Internacionales, Noticias on 11 septiembre, 2010 at 22:55

El director español Alex de la Iglesia dijo hoy tras conocer que se marcha del Festival de Venecia con el premio al mejor guión y el León de Plata al mejor director por "Balada triste de trompeta" que nadie hace nada nuevo y todos disfrutan copiando el trabajo de otros.

Internacionales, Venecia, Italia,  11 Sep (Télam).- «En este momento nadie hace nada nuevo. Somos todos farsantes. Todos disfrutamos de copiar el trabajo de otros. Eso se llama postmodernidad. En este festival lo que estamos premiando es al mejor coctelero, al mejor barman. El truco está en mezclar los elementos bien», afirmó el director de Mirindas Asesinas.

«A mí me gusta francamente más el primer cine mudo» comentó el cineasta, quien puso por ejemplo el film «El hombre que ríe», de 1928.

El presidente de la Academia del cine Español indicó además que este premio significa una enorme alegría «porque no siempre todo sale mal».

«Yo creo que es el momento de pensar en el cine desde un punto de vista postmoderno. El talentazo, el éxito y la enormidad de todos los que están en el jurado es que no intentan hacer algo nuevo, intentan hacer algo bueno. Hay un momento en el que hay que diferenciarse entre el talento y la habilidad y en saber colocarse entre esos dos conceptos está el verdadero sentido el éxito»
, opinó.

«Una persona que ha perdido muchos festivales como yo tiene el valor para decirlo», concluyó el realizador, quien recogió en Venecia los dos premios más importantes de su carrera.

Afiche del último filme de Alex de la Iglesia

El colapso inevitable

In Cine, Opinión, por Mario Rivas on 6 julio, 2010 at 1:18

Colapso es la primera película que veo en internet. Durante quince años fui comentarista de cine y siempre me resistí a ver los estrenos en la red. Cuestión de viejo, dirán ustedes, y quizás  tengan razón. Pero también es cierto que ninguna película me atrapaba lo suficiente como para estar forzando la vista durante una hora y media o más frente a una pantallita de 17″ pulgadas. Pues bien, a Colapso la vi en mi netbook de 11″. Digo esto simplemente para señalar que es un documental realmente atrapante. Que su director (Chris Smith) supo construir con el relato del protagonista y basamento de la historia, Michael Ruppert, un filme de terror que te la voglio dire, como diría mi abuelo el anarquista.

Ahora bien, Colapso es un filme de terror porque lo que cuenta que va a suceder es inevitable. Y uno sabe que es así. Por lo demás es un documental muy bien documentado, muy bien filmado y muy pero muy bien compaginado.

¿De qué trata Colapso? Ni pienso contarles una línea al respecto: véanla ustedes mismos y saquen las conclusiones que puedan. Yo sólo les dejo el link en donde ustedes pueden verla completa. Eso sí: les recomiendo que tengan una botella de grapa a mano para ir digiriendo sus propias conclusiones.

El Link es: http://peliculasid.com/peliculas/collapse.html

Tengan ustedes muy buenas noches y felices sueños.

La historia de Hipatia o cómo molestan las mujeres inteligentes

In Cine, Opinión, por Mario Rivas on 5 junio, 2010 at 14:37

¿Dónde estaba yo que no ví esta película, ni me enteré de su estreno, ni siquiera leí una reseña de la misma? Vaya uno a saber.

Ágora, la película de Alejandro Amenábar, transcurre en el año 391 dC. en la culta y refinada Alejandría, cuna de la más grande y completa biblioteca jamás conocida, puerto generoso y tolerante de las más diferentes culturas.

Allí enseña Hipatia, astrónoma, matemática y filósofa de gran belleza y sagacidad.

En el ágora alejandrina pueden expresarse libremente todas las culturas y credos. Pero el creciente movimiento cristiano, hasta hace poco tiempo perseguidos, no admite que otros piensen distinto. En los seguidores de la cruz han calado hondo la interpretación pablista de las enseñanzas de Jesús, que pueden resumirse así: «Amaos los unos a los otros y al que piense diferente arrancadle  la cabeza».

Tampoco estos nuevos dueños de la verdad aceptaban otro lugar para la mujer que no fuera la cocina. Ya lo había expresado el converso inflexible: «La mujer debe escuchar la instrucción en silencio, con toda sumisión; y no permito que la mujer enseñe en público ni domine al hombre. Quiero que permanezca callada» (Carta de San Pablo a Timoteo, 2/11).

Es así como el ascenso al poder de los cristianos termina con la Biblioteca de Alejandría (¿para qué otros libros si el nuestro lo resume todo?); la pluralidad de voces y, por supuesto, con la bella e inteligente Hipatia y hace de su asesinato una lección para todas las mujeres.

Alejandro Amenábar supo construir con esta historia un excelente filme, exquisitamente ambientado y documentado. Rachel Weisz (uno de los rostros más hermosos y sensibles del cine actual) supo dotar a su Hipatia de la credibilidad necesaria para que cada espectador salga de la sala enamorado de ella.

La película ganó premios Goya, participó en Cannes, fue un éxito de taquilla incluso en Estados Unidos. ¿Y aquí en la Argentina? Bien, gracias: todos estábamos mirando otra cosa.