Una publicación efímera, como todo

El complejo mapa de las próximas elecciones en Córdoba

In Opinión, Política, por Emiliano Álvarez on 6 mayo, 2013 at 15:17

114

por Emiliano Álvarez

Llegó el mes de mayo, llegó el otoño y también se aceleró el posicionamiento de los referentes que se disputarán las nueve bancas que Córdoba renueva en el congreso nacional, nueve diputados que reflejaron la foto del panorama de la política cordobesa en 2009.

En aquella oportunidad se manifestaron los coletazos de la revuelta promovida por los “piquetes de la abundancia” como les bautizó la Presidenta a los grandes unidades de negocios que cortando rutas y bloqueando mercados, desestabilizaron a la que había ganado los comicios en 2007. En Córdoba por primera vez el Frente para la Victoria fue con lista propia y enfrentó a Unión por Córdoba, logrando los dos objetivos planteados por Néstor Kirchner: impedir que ingresara  al senado nacional el derechista Eduardo Mondino y al mismo tiempo lograr una banca sin alianzas con el delasottismo , que alcanzó la gremialista Carmen Nebreda. Las bancas se repartieron tres para el radicalismo, tres para el juecismo, dos para Unión por Córdoba y uno para el Frente para la Victoria.

Esta elección de medio término del 2013, se muestra como un interesante desafío de resolución de este equilibrio entre fuerzas, consecuencia del estallido de las representaciones clásicas del bipartidismo en la Argentina.

Los radicales cordobeses deberán demostrar en votos los sueños de volver a ser la fuerza preponderante en la provincia, que se fue hundiendo hacia finales de los noventa con el humo del incendio de la casa radical como telón de fondo; deberán contener a los intendentes  que se vienen alineando con la Casa Rosada, más por conveniencia económica de gestión que de convicciones políticas y al mismo tiempo deberán seducir a un electorado que les viene siendo mezquino de votos , ante la ausencia de perspectivas de poder real. Hoy los muchachos de boinas blancas, se devanan los sesos, buscando un candidato que sea lo suficientemente opositor a Cristina, como seductor  para posicionarlo hacia las elecciones de 2015. OscarAguad se ofreció presuroso, pero no parece que logre encaramarse en la cúspide de la boleta tres; el que viene generando consensos es el ex intendente de Mina Clavero, Alberto Giménez, una candidatura que solo se verá coronada con la anuencia del mestrismo, que afina la puntería para que el hijo del dentista  llegue sin contratiempos al sillón que preside el edificio del Panal.

Siguiendo el orden de la foto del 2009,  vienen los juecistas , que en voz del otrora gritón jefe de ese Partido que ya no es nuevo , dijo que dejaba en manos de los dirigentes nacionales del FAP , la política de alianzas. El liceísta  rápido y “con la doble” como chiste cordobés, decidió esta jugada que se libra de una alianza que ve perdedora con el radicalismo. Preservando su figura y levantando algún candidato con lustre propio, buscará  el voto que contenga la desilusión de muchos que acompañaron en los primeros tramos de su carrera al político cuentista, que jugando todo a su carta del 2007, fue perdiendo el rumbo y seguidores paulatinamente. Contener a su caudal de simpatizantes y evitar caer en la profundización derechista del FAP, es su desafío para el 2013. De lograrlo dará rienda suelta otra vez al sueño de  gobernar la provincia.

En las filas de la alianza amasada por el actual gobernador, constituida por la franja más conservadora del peronismo y los sectores que en una época se llamaron los “lomos negros” por el viejo partido conservador cordobés, esto es el Partido demócrata de centro, devenido luego en UCD, más el partido afín al ex cardenal Raúl Primatesta, la democracia cristiana, “sordos ruidos oír se dejan“. Lo que Juan Schiaretti, exigió como una condición para encabezar la lista de diputados de Unión por Córdoba, esto es la unidad total de todos los sectores , ya se ha hecho añicos, habida cuenta que , los sectores internos con buen caudal de votos como Olga Riutort y Eduardo Acastello, están constituyendo alianzas por fuera del tinglado delasotista. No parece ser fácil la tarea del “Gringo”, que sabe mejor que nadie que ante la dispersión de la fuerza  que alguna vez fue unión, sus posibilidades de éxito en octubre son escasas.

La batalla que se avecina tiene el condimento fundamental, del enfrentamiento  con la jefa del movimiento peronista a nivel nacional, del triunfo de las huestes delasotistas depende el futuro presidencial del actual inquilino del Panal. Para lograr éxito en esta contienda que se avecina, el jefe del cordobesismo , lanza aullidos acompañados de guturales presencias ya conocidas de variopinto pelaje en la conmemoración del 1º de mayo. La presencia en Córdoba de “la armada Brancaleone”, no ha generado mayores expectativas , algunos capitanejos sindicales notorios como los jefes de los maestros , los empleados públicos y los imprenteros, hicieron una juntada muy llamativa en el Club de Pesca de Carlos Paz, con una bandera como consigna, que el próximo locro los encuentre con los desocupados de hoy que estén trabajando y en blanco. Los gestos sindicales suelen decir mucho más que las declaraciones. Al mismo tiempo Olga Riutort desafía el liderazgo del “Gallego” lanzando su candidatura por fuera, con la presentación formal a través de partidos vecinalistas.

El actual gobernador busca disciplinar a su tropa mediante los métodos conocidos, terrorismo económico y persecución de las tribus internas que no se disciplinan, mediante traslados y caídas “inducidas” de contratos en la administración provincial. Todo aquel que no es de planta permanente y tiene alguna simpatía con Cristina, tiene los días contados. Así mediante esta llamativa política de coerción dentro del Estado, pretende atenuar los crecientes gestos de hartazgo de muchos militantes peronistas que ven a Cristina más cerca de la felicidad fundada por el General de octubre, que del cordobesismo mediterráneo delasotista. La mano dura dentro del Estado, también tiene correlatos en la violenta represión a los conflictos sociales, que se han manifestado con crudeza inaudita en la brutal represión a moradores en tierras vacantes de Cuesta Blanca, cazándolos en furibunda persecución ordenada por uno de los fiscales más fieles al gobernador, el fiscal de Carlos Paz Gustavo Marchetti. Igual método se utilizó para derrumbar la casa de moradores ancestrales en Piquillín, utilizando maquinarias de demolición, sin piedad desampararon a los dos niños que encontraron, derrumbándoles la casa, que pese al  llanto desconsolado no vacilaron en concluir su macabra tarea. Con este mensaje Unión por Córdoba busca atesorar el voto más de derecha, sumando ese electorado que quiere “seguridad”.

La ex esposa de José Manuel, se decidió a cosechar los enojos contra su ex marido y una postura de conciliación con el modelo encabezado por Cristina. Ella sale al ruedo con una buena elección en la última contienda municipal y despliega  su coqueteo con el kirchnerismo, sin sumarse pero tampoco confrontando, con ese discurso ambiguo aspira a lograr cierto apoyo nacional, usando la estrategia de buscar la sociedad con el kirchnerismo, con aquel viejo apotegma que dice “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, no quiere “pegarse” al kirchnerismo porque sabe que su base está enojada con De la Sota, pero tampoco la K es una letra que les guste demasiado.  Esta sociedad subterránea es el sueño que la desvela a “Olguita” todo el tiempo, sabe que la derrota del “Gallego” pavimentará el camino hacia el Palacio 6 de julio, la estación final a la cual aspira.

En la pradera de “las mil flores”,  los distintos referentes buscan generar acciones de unidad y  florecimiento de candidaturas que aúnen una propuesta que provoquen apetito en los votantes de octubre.

El triunfo de la lista oficialista en la Universidad Nacional de Córdoba, entusiasma a los seguidores de Carolina Scotto, como la candidata que encabezará la lista kirchnerista de octubre.  Conjugar una receta que combine las distintas vertientes del movimiento encabezado por CFK, es la tarea principal y urgente que decidirá  el éxito o  fracaso de esta coalición. La dificultad en conformar una conducción política que sea reconocida por las distintas orgas y que al mismo tiempo tenga la semilla de buscar el poder político en la provincia, es una asignatura pendiente desde el mismo inicio del proceso iniciado por Néstor Kirchner en 2003.

Las dos fuerzas principales lanzadas por la Presidenta en Vélez, La Cámpora y el Movimiento Evita, que dieron nacimiento a Unidos y Organizados, vienen consolidándose, con un desarrollo muy fuerte del Movimiento Evita, en los barrios y en distintas ciudades del interior. Todos saben que para ganarle a De la Sota hace falta una pata peronista, que atraiga voluntades hacia el kirchnerismo pero que se traduzcan en votos. Con el progresismo solo no alcanza, dicen al unísono las remeras K, y ahí el dilema sigue sin resolución, porque personajes como el intendente Acastello no pueden retomar la credibilidad luego de la frustración del 2011, eso quedó manifiesto en la celebración del 1º de mayo en FAdEA, cuando tuvo serias dificultades para ingresar a las mesas locreras.

Resolver la cuestión de la unidad y construir fuerza para disputar el poder en 2015 es el desafío principal para los pingüinos cordobeses. Hasta ahora se percibe mucho más entusiasmo en la militancia de base que en las cabezas de los caciques que aún siguen embriagados  por el perfume narcotizante de las vanidades personales.

No se aceptan insultos de ninguna clase. Si querés dejar tu opinión hacelo con altura y respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: